Pasaporte cultural Portugal

6 cosas increíbles que hacer en Lisboa



¿Pensando en visitar la capital de Portugal? Son muchas las cosas que hacer en Lisboa, una de las ciudades más vibrantes y cautivadoras de Europa, que recibe cada año a unos 20 millones de turistas (2017). Tantos viajeros no pueden estar equivocados, pero ¿qué tiene exactamente que ofrecernos este destino tan exótico?

A pesar de compartir la península ibérica con uno de los países más visitados del mundo, Portugal y sus muchos atractivos son ampliamente conocidos internacionalmente. Si buscas grandes ciudades llenas de cultura, hermosas playas, un sol espléndido, una amplia oferta de ocio y los paisajes más pintorescos, la orgullosa capital portuguesa, Lisboa, te sorprenderá gratamente.

¿Cuáles son las mejores cosas que hacer en Lisboa?

Explorar edificios y monumentos renacentistas, degustar los vinos y postres autóctonos o darse un chapuzón en algunas de las playas más hermosas del mundo forman parte de las actividades que hacer en Lisboa, que no tendrás ocasión de hacer en ningún otro rincón de la Tierra. ¿Te animas a conocer más?

Visitar la Torre de Belém

Construida en la orilla norte del Tajo entre 1514 y 1520 como parte del sistema de defensa del estuario del Tajo, la Torre de Belém es una de las grandes joyas arquitectónicas del reinado de Manuel I. En su diseño se pueden distinguir dos volúmenes distintos: la torre medieval y el moderno baluarte que, como contenía dos niveles de artillería, permitían disparos de cañón de larga distancia y disparos de rebote sobre el agua.

Ni qué decir tiene que la Torre de Belém es una referencia cultural: un símbolo de la gracia y virtuosismo arquitectónico de Portugal, además de revelar su intercambio con otras culturas y civilizaciones. Desde 1983, además, está clasificado por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad, nada menos.

Escuchar música fado en directo

Otra de las mejores cosas que hacer en Lisboa es escuchar la música folklórica más cosmopolita de Portugal. Hablamos del fado, un género fascinante, con dos corrientes principales: la triste, muy propia de Lisboa, y la más alegre, de Coimbra. Para quienes jamás hayan tenido oportunidad de escuchar fado, esta música es lírica, conmovedora y se acompaña por guitarras.

En Chiado pueden encontrarse un sinfín de locales y clubes con shows de en directo de fado, como Adega Machado en Rua do Norte, Clube do Fado en Rua S. João da Praça, A Severa en la Rua das Gáveas o la Bacalhau de Molho en Beco dos Armazéns do Linho.

Darse un chapuzón en las playas portuguesas

Océano Atlántico y Portugal tienen una excelente ‘amistad’, y eso se aprecia en sus cerca de mil kilómetros de playas exóticas, detacando Lisboa y su bellísima franja costera, donde pueden encontrarse algunos de los arenales más cautivadores de Europa: Portinho da Arrábida, Sesimbra, Carcavelos, Guincho, Tróia o Tamariz, entre otros. ¡No puedes marcharte sin antes darte un chapuzón en las costas de Lisboa!



Degustar el vino portugués

Aunque el internacionalmente famoso vino de Oporto es el más codiciado y lo ideal es degustarlo en las bodegas del territorio, Lisboa también ofrece incontables oportunidades para probar los licores más codiciados del valle del Duero y otras regiones típicas. Una buena forma de probar todos los vinos de producción portuguesa es visitar la Galeria Wine Shop, The Old Pharmacy-Wine Inn, la Oficina do Vinho o la Venha Vinho. Sin lugar a dudas, una de esas actividades que hacer en Lisboa que te invitamos a disfrutar durante tu aventura portuguesa.

Explora la Catedral de Lisboa

La Catedral de Lisboa, a veces referida sencillamente como la Sé, se jacta de ser la más antigua de la capital, albergando la sede de la archidiócesis de Lisboa. Los inicios de su construcción datan del año 1147, no siendo declarado como Monumento Nacional hasta 1910. A los amantes de la arquitectura les agradará saber que la Catedral de Lisboa cuenta con cruz latina, un crucero y una capilla enmarcada por un deambulatorio, destacando en su fachada principal dos torres y almenas.

La apariencia hostil de este y otros templos religiosos se debe a que fueron construidos durante la Reconquista, cumpliendo por lo tanto una función defensiva, además de religiosa.

Degustar los deliciosos pasteles de nata

Los pasteles de nata son, con toda probabilidad, los dulces más cosmopolitas de Portugal, y en ninguna otra parte como Lisboa encontrarás tantas oportunidades para degustar este manjar. Pero este no es el único pastel típico que abundan en la cocina portuguesa, como es natural, por lo que te animamos a degustar las Queijadas de Sintra, la Torta de Viana, los Bolos Rochas y los Folares de Páscoa, entre otros.

Aclarado qué hacer en Lisboa, ya no tienes excusas para dejarte conquistar por la capital portuguesa y su increíble oferta de ocio. Boa viagem!

6 cosas increíbles que hacer en Lisboa
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article