Pasaporte cultural Portugal

6 grandes atracciones en Portugal que no puedes perderte



Lisboa, Sintra, Coímbra y otras ciudades históricas del territorio luso atesoran algunas de las más importantes atracciones de Portugal. Si estás planeando una escapada turística a este destino y quieres conocer de antemano cuáles son los must que no puedes perderte, las siguientes líneas te sorprenderán gratamente.

Los maravillosos tranvías de Lisboa, la fantasía arquitectónica del Palácio Nacional da Pena, el Monumento a los descubridores o el viaje en el tiempo que propone el templo romano de Évora dan forma a las principales atracciones de Portugal.

¿Cuáles son las principales atracciones en Portugal?

Lisboa y sus tranvías amarillos

La red de tranvías de Lisboa, conocida localmente como rede de eléctricos, opera en la capital lusa desde 1873, disponiendo de seis líneas urbanas en la actualidad. El primer tranvía de Lisboa entró en servicio el 17 de noviembre de ese año, como una línea de automóviles. El 30 de agosto de 1901, el primer tranvía eléctrico comenzó a operar.

Hasta 1959, la red de líneas continuó desarrollándose, y en ese año alcanzó su mayor extensión. En ese momento, había en total 27 líneas de tranvía en Lisboa. Hoy constituye una forma muy práctica de moverse dentro de esta ciudad, que destaca además por su romanticismo. Con toda seguridad, una de las mayores atracciones en Portugal que merece la pena descubrir.

Templo romano de Évora

Algunos dicen que el templo romano de Évora es la estructura romana mejor conservada de la Península Ibérica. Alguna vez se pensó que era el Templo de Diana, la diosa de la caza, y muchos todavía lo llaman por este nombre. La mayoría ahora está de acuerdo en que el templo fue construido alrededor del siglo I d. De C. y fue dedicado al emperador Augusto, quien fue venerado como un dios tanto durante su vida como después de su muerte.

Se accede desde una de las plazas principales de Evora, el Largo Conde de Vila Flor, cerca de la Catedral y los visitantes pueden pasear por la parte exterior de la estructura. Por razones obvias, no es posible caminar entre los restos históricos, pero hay muchas oportunidades para tomar una fotografía de esta elegante estructura.

Palácio Nacional da Pena

Situado en las colinas de Sintra, el Parque y el Palacio de Pena son el fruto del genio creativo del Rey Fernando II, constituyendo la mayor expresión del romanticismo del siglo XIX en Portugal. Como es evidente, esta construcción denota claras influencias de los estilos arquitectónicos manuelino y moro. El palacio fue construido de tal manera que sea visible desde cualquier punto del parque, el cual consiste en un bosque y jardines exuberantes, con más de quinientas especies diferentes de árboles, procedentes de todos los continentes.



Monumento a los descubridores

Conocido a su vez como Padrão dos Descobrimentos, este monumento de 52 metros de altura se ubica en la orilla del mar en Belem. El monumento fue construido para celebrar el 500 aniversario de la muerte de Enrique el Navegante.

Como puedes apreciar, representa la proa de un barco y cuenta con 33 figuras prominentes de esa época (entre artistas, reyes, cartógrafos, navegantes, etc.). Estos incluyen al rey Alfonso V, a Vasco da Gama, a Pedro Álvares Cabral y a Fernando de Magallanes, siendo Enrique el Navegante el más destacado.

Crómlech de los Almendros

Otra de las atracciones en Portugal que debes visitar es el Crómlech de los Almendros. Construido a principios de la Edad de Piedra, este lugar tiene más de 6.000 años de historia. Pero no es solo la edad lo que impresiona: este es el sitio megalítico más grande que se puede encontrar en la Península Ibérica.

La ubicación de las piedras se encuentra en las laderas del Monte dos Almendres, con vistas al pueblo cercano de Guadalupe y a Évora más allá. Las piedras se encuentran dentro de olivos y alcornoques, y consisten en una serie de estructuras, entre las que destacan el Menhir de Almendres, un monolito de granito solitario de alrededor de 4.5 metrosde altura.

Coímbra

Como probablemente sabes, Coímbra es una antigua ciudad universitaria de Portugal, que alberga para los turistas una mezcla de lugares de interés histórico y el vibrante ambiente juvenil de este tipo de ciudades con una importante población estudiantil. Tanto es así que no es difícil ver a jóvenes vestidos con sus túnicas negras, ya sea corriendo a las clases o en los grupos que se reunen en las cafeterías. La Biblioteca Joanina, Conímbriga, la Catedral Vieja de Coímbra y otras atracciones ayudan a entender por qué esta urbe atrae a turistas de todo el mundo.

En vista de lo anterior, atracciones en Portugal hay para todos los gustos, motivo por el que muchos afirman que este destino se adapta como un guante a todos sus visitantes.

6 grandes atracciones en Portugal que no puedes perderte
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article