Pasaporte cultural Cuba

4 consejos para viajar a Cuba en familia



¿Pensando en viajar a Cuba en familia? Esta isla caribeña tiene tanto que ofrecer al público turistas de todas las edades, con sus hermosas playas, sus montañas y su variada oferta de ocio y entretenimiento. Contrariamente a la opinión generalizada, Cuba es uno de los destinos más seguros para las familias numerosas.

¡Cuba es sinónimo de ocio! Parques, delfinarios, jardines, monumentos históricos, cuevas y mucho mucho más, con una relación calidad-precio que sería difícil encontrar en cualquier otro lugar de la tierra. Otra razón de peso para viajar a Cuba en familia es la calidez de sus gentes: los cubanos les tratarán como si fueran de su propia familia en La Habana, Varadero y cualquier otro destino, una cualidad muy valorada.

¿Qué debes saber antes de viajar a Cuba en familia?

A continuación te abriremos los ojos al mundo de posibilidades que ofrece el turismo familiar en Cuba, una isla caribeña sobre la que pesan muchos prejuicios, no por ello siendo un destino inapropiado para los viajeros con familias numerosa. ¿Lo dudas? ¡Ahora te convenceremos!

Mayo y junio, meses ideales para visitar Cuba

Por sus cálidas temperaturas, algunos turistas piensan equivocadamente que cualquier época es idónea para vacacionar en Cuba. Sin embargo, en agosto, septiembre y octubre se extiende la temporada de huracanes, de peligrosidad variable, no siendo un buen momento para visitar la isla, como es natural.

En cambio, en los meses de mayo y junio, las temperaturas comienzan a subir, sin que la masificación turística llegue a ser significativo. En los meses de verano, en cambio, Cuba es un horno, con temperaturas muy elevadas en todo el país. Los meses de invierno, por su parte, ofrecen el mejor clima, quizá, y el menor número de ocupación turística, si bien la humedad es muy elevada y los aguaceros están a la orden del día.

¡Llévalos a la playa!

Buena parte de los viajeros que deciden visitar Cuba lo hacen en busca del sol y la playa. Sin abandonar su orgullosa capital, La Habana, es posible encontrar un sinnúmero de hermosas playas. La costa norte tiene docenas de playas de arena blanca, desde Cayo Levisa en el oeste hasta Varadero, sin olvidar los Cayos de Villas Clara, Cayo Coco, Playa Santa Lucía y Guardalavaca. Disfrutar de actividades acuáticas, excursiones en catamarán y otras opciones de ocio alcanza su máximo disfrute en estas costas.

Autobuses y coches vintage, medios de transporte recomendables

Ciudades como Varadero, Santa Clara o La Habana no brillan por su excelente red de transporte, pero sí por la asequibilidad de la misma. Víazul opera un servicio regular de autobuses con aire acondicionado en todo el país, siendo una buena opción para recorrer largas distancias, como por ejemplo entre La Habana y Santiago de Cuba.



Una opción inmejorable para moverse por la capital cubana es HabanaBusTour,con de dos pisos con techo descubierto. Los bicitaxi (bicicleta de tres ruedas con forma de rickshaw) son una alternative excepcional en casi todas las ciudades y centros turísticos.

Ahora bien, si lo que deseas es viajar con la máxima libertad, no nay nada como alquilar uno de los cientos vehículos vintage que circulan por La Habana, utilizando los servicios de empresas como Cuba Cars. A decir verdad, este es un país de grandes dimensiones y viajar de forma independiente requiere una planificación cuidadosa.

Diversión más allá de las costas cubanas

Otra de las claves para disfrutar al viajar a Cuba en familia es comprender que este destino no vive únicamente del turismo de sol y playa, ya que son muchas las comunidades rurales que están aprovechando el tirón del ecoturismo.

Las Terrazas, una comunidad de montaña a una hora al oeste de La Habana, es famosa por avistamientos del tocororó, el ave nacional. Hacer una visita al Parque Nacional Zapata con un guía local es uno de los must de estas tierras, pues grandes y pequeños lo pasarán en grande contemplando cocodrilos, flamencos y el zunzunito, el ave más pequeña del mundo. En Cayo Saetía, en la provincia de Holguín, incluso es posible hacer un safari.

Otras actividades muy populares en las provincias montañosas de Cuba incluyen la posibilidad de darse un chapuzón en piscinas naturales, en lugares como Soroa o la Sierra Escambray; hacer senderismo y ciclismo en regiones similares; explorar cuevas subterráneas en las Cavernas de Santo Tomás o las Cuevas de Bellamar, y dar largos paseos en caballo.

Así las cosas, viajar a Cuba en familia es una apuesta segura para quienes busquen algo diferente, exótico y asequible. Año tras año millones de viajeros deciden vivir esta experiencia, por lo que no dudes en sumarte y pasarlo en grande en tus próximas vacaciones.

4 consejos para viajar a Cuba en familia
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article