Ocio y tiempo libre China, Planes para toda la familia China

5 claves para viajar a China con niños

viajar a China con niños


Son muchos los que piensa que China no es un destino lo suficientemente seguro o apropiado para unas vacaciones en familia. Esto se debe sobre todo al peso de los prejuicios y a la falta de información, pues en realidad viajar a China con niños es una excelente idea. En las siguientes líneas encontrarás un listado de recomendaciones que te garantizarán una óptima experiencia turística. ¿Te las vas a perder?

Además de ofrecer a nuestros hijos la posibilidad de conocer una cultura extranjera y tan distinta a la suya, lo cual es siempre un enriquecimiento personal impagable, el gigante asiático cuenta con destinos especialmente orientados para viajes en familia. No obstante, dadas las peculiaridades del país, conviene planificar el viaje con antelación y detalle, teniendo en cuenta algunos aspectos concretos que comúnmente se suelen pasar por alto.

Recomendaciones para viajar a China con niños

La mejor época del año para viajar

Aunque por razones obvias lo más frecuente es programar el viaje para que coincida con las vacaciones escolares de los pequeños, en realidad cualquier época del año es buena para viajar a China con la familia. Para evitar las colas en los aeropuertos y las hordas de turistas abarrotando los principales monumentos, sin duda hay que evitar los meses de verano, la semana del Día del Trabajo (del 1 al 7 de mayo) y la Fiesta Nacional de China, durante la primera semana de octubre.

¿Viaje programado o a nuestro aire?

A no ser que ya hayamos viajado a China otras veces y tengamos cierta experiencia a la hora de desenvolvernos en el país, lo mejor es siempre recurrir a los servicios de una agencia especializada que nos diseñe un viaje a nuestra medida, según nuestras exigencias y necesidades, especialmente si vamos con niños.

Lo más aconsejable es un disfrutar de un tour privado con nuestro propio guía y conductor, evitando los grupos grandes y las rutas largas y agotadoras. No hay que despreciar el valor de un buen guía turístico, que puede sugerirnos cosas más divertidas para hacer con los niños, ayudarnos a equilibrar el itinerario según las características de nuestro grupo y sobre todo alejarnos de situaciones estresantes, como las trampas para turistas. Si el guía se ocupa de todas estas cosas, tendremos más tiempo para estar con nuestros hijos.

Destinos idóneos

Hay una serie de destinos igualmente recomendados a la hora de viajar a China con niños como en pareja o con amigos. En la capital Pekín, por ejemplo, todos disfrutaremos descubriendo la impresionante Ciudad Prohibida, explorando la Gran Muralla o paseando por los callejones de la ciudad vieja montados en un rickshaw. Shanghái y sus rascacielos, Xi’an y los guerreros de terracota, Chengdu y sus refugios de osos panda, los espectáculos de artes marciales de Dengfeng y el Parque Disney que se encuentra en la ciudad de Hong Kong son otras interesantes opciones.



Actividades para los ‘peques’

Uno de los grandes retos a la hora de viajar con niños, sea cual sea el destino elegido, es encontrar actividades que despierten la atención de los pequeños y que todos los miembros de la familia puedan disfrutar. Las actividades al aire libre son el gran punto fuerte de unas vacaciones familiares en el gigante asiático, un país inmenso lleno de paisajes diversos: senderismo, ciclismo, deportes de aventura en la naturaleza o actividades acuáticas son algunas de las opciones más demandadas.

Otra buena idea es apuntarse a talleres de actividades tradicionales chinas como la papiroflexia o la caligrafía china. Por otro lado, sumergirse en el universo de la gastronomía del país con los pequeños de la casa es una experiencia divertida y fascinante que siempre depara grandes sorpresas.

Sobre la comida, la bebida y la higiene

Algo a lo que hay que prestar atención en un viaje a China: nunca hay que beber agua del grifo, es mejor comprar agua embotellada y evitar así problemas intestinales. Tampoco se recomienda consumir alimentos comprados en la calle a vendedores ambulantes.
Por otra parte, si bien el nivel de seguridad ciudadana en China es bastante alto, es mejor evitar que los niños vayan solos en lugares especialmente llenos de gente. Es conveniente además tener siempre a mano gel desinfectante, toallitas húmedas y papel higiénico, que no siempre están disponibles en los baños de los hoteles y restaurantes.13

En último término, conviene recordar que los niños necesitan su propia visa en sus pasaportes. Lo mejor es informarse sobre los requisitos necesarios para viajar a China con niños en una agencia de viajes o en el servicio de información de la embajada china en nuestro país.

5 claves para viajar a China con niños
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article