Pasaporte cultural Portugal

5 consejos para viajar a Portugal



Pocas naciones europeas pueden igualar la belleza, encanto y variada oferta de ocio y entretenimiento de Portugal, uno de esos destinos que entra por el ojo del turistas, gracias a sus muchos puntos de interés. Sin embargo, los viajeros primerizos deben tener cuidado, porque las apariencias engañan. Lanzarse a la aventura puede ser muy romántico, pero decididamente no es lo más inteligente. Así pues, ¿te gustaría conocer una serie de recomendaciones y consejos para viajar a Portugal?

Elige un transporte a tu medida

Aunque ha mejorado mucho en los últimos años, Portugal todavía tiene uno de los peores registros de seguridad vial de Europa, estando muchas de sus carreteras en pésimas condiciones. Por el contrario, sus medios de transporte urbano e interurbano son excelentes. El metro, el autobús, el taxi o el pintoresco tranvía serán tus grandes aliados para desplazarte por las ciudades lusas, pero no todos son igual de eficientes ni cuentan con los mismos precios, por lo que debes informarte y elegir el más conveniente.

Aprende a defenderte en portugués

Dado que el idioma oficial en este destino es el portugués (con la presencia de alguna que otra variante, como el mirandese, y el inglés en hoteles, comercios y otros establecimientos similares), lo más aconsejable es aprender lo más básico de esta lengua. Conocer palabras simples como obrigado (gracias), com licença (disculpe), bom dia (buenos días) o fala espanhol? (¿hablas español?) nos sacarán de más de un apuro.

En el peor de los escenarios, siempre podrás mostrarte cortés admitiendo que não falo bem português, ¿verdad? Sin lugar a dudas, uno de esos consejos para viajar a Portugal que debes tener en cuenta.

Primavera y otoño, mejor momento para visitar

Si bien puedes visitar Portugal durante todo el año, evitar el invierno puede ser inteligente si gran parte de tus planes de vacaciones incluyen paseos por la playa o actividades al aire libre.

Por lo general, el clima es similar al de otras partes de Europa, correspondiendo la temporada baja a los meses diciembre, enero y marzo, cuando los días son más cortos y lluviosos, con temperaturas bajo cero en determinadas latitudes. La temporada alta va de julio a agosto, con temperaturas muy cálidas, todas las atracciones abiertas y unos precios por alojamiento que aumentan en un 30%, sin mencionar las grandes multitudes, especialmente en zonas costeras.



¿La mejor época? Las temporadas medias (entre abril y junio y entre septiembre y noviembre), con días suaves y temperaturas oceánicas ligeramente frías, siendo un momento ideal para hacer actividades al aire libre y excursiones, con menos multitudes y precios más bajos que en temporada alta.

Adapta tu presupuesto a las necesidades de Portugal

Otro de los consejos para viajar a Portugal a tener en consideración es informarse previamente de los precios, que en este país son asequibles, por lo general. E los hoteles más económicos es posible conseguir habitación por 30-50 euros; un almuerzo en un restaurante familiar puede costar entre 7 y 11 euros, mientras que una cena en un restaurante de gama media rondaría los 18-30 euros.

El transporte público, además de variado y eficiente, goza de unos precios bastante razonables, con una horquilla que ronda los 1,5-2 euros por billete de metro, disparándose hasta los 20-50 euros en el caso de autobuses interurbanos. El alquiler de bicicletas suele costar unos 15-20 euros por día, mientras que los taxis, en cortos recorridos, demuestran ser una opción accesible, con un costo de 12-15 euros por viaje.

Olvídate de los fast-food y apuesta por restaurantes locales

Como es evidente, las principales ciudades de Portugal cuentan con numerosas sucursales de McDonald’s y Pizza Hut, pero almorzar en uno de estos fast-foods sería un error. Los alimentos y bebidas portuguesas son generalmente de excelente calidad, con una buena relación calidad-precio y una gran variedad de pescados y mariscos frescos, sin olvidar la carne de cerdo portuguesa o los exquisitos quesos locales. La excelencia del vino, las cervezas y los licores locales estarán garantizadas.

Por último y no menos importante, recuerda que la corriente en Portugal es de 230V; las tomas tienen conectores redondos de dos puntas. Para evitar tener que comprar varios adaptadores, lo más recomendable es adquirir un adaptador universal, disponible en supermercados, comercios de electrónica y en los propios aeropuertos.

5 consejos para viajar a Portugal
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article