Edificios emblemáticos Paris, Pasaporte cultural Paris

5 cosas de la Catedral de Notre Dame que desconocías

Catedral de Notre Dame


La Catedral de Notre Dame es una de las joyas de la arquitectura religiosa en París. Cada año, miles de turistas y viajeros de otros puntos del país se acercan a la ciudad para conocer la Catedral de Notre Dame y sus increíbles detalles arquitectónicos. Sin embargo, pese a la belleza del edificio, también es interesante conocer algunos detalles poco extendidos sobre la construcción de la catedral, su estilo arquitectónico y las figuras que pueblan su fachada. Hoy nos adentramos en los secretos y curiosidades de una de las catedrales más famosas de París y del mundo.

El verdadero propósito de las gárgolas

Las gárgolas, uno de los símbolos típicos de la arquitectura gótica, no solamente tenían como objetivo asustar a los creyentes y representar los horrores del pecado y los castigos que esperan en el más allá a quienes mienten, roban y matan. También tenían un propósito funcional altamente práctico: funcionaban como canales de agua. Hoy, pese a nuevas técnicas y modificaciones, siguen cumpliendo este rol y escupen desde su boca el agua de lluvia para alejarlo de las bases de la construcción y mantener la base de esta construcción en buen estado.

El milagro de San Denis

Antes de que María Antonieta se convirtiera en la decapitada más famosa de la historia francesa, estuvo San Denis. Cuenta la leyenda que en el año 250 los romanos encontraron a Denis predicando la cristiandad y ordenaron que fuera decapitado en la cima de Montmartre. Los soldados, fatigados por el intenso calor, decidieron decapitarlo a mitad de camino. Pero la historia no termina ahí, dicen que el cuerpo sin cabeza de Denis se levantó, tomó su propio cráneo y caminó durante varias millas, mientras su cabeza daba sermones cristianos a los oyentes. Hoy en la fachada de la Catedral de Notre Dame se recuerda a San Denis con una estatua en la entrada de la izquierda de la fachada oriental.

Los secretos de la piedra

Otra leyenda sobre la Catedral de Notre Dame dice que en algunas de las paredes y columnas se encuentran diferentes figuras que cuentan un secreto. Si se descifra el mensaje de estas letras, runas y medallones, sería posible encontrar vastas riquezas y juventud eterna. Al menos eso dicen los que creen en los misterios esotéricos.



Los artesanos y sus mensajes

A diferencia de otras monumentales construcciones a lo largo de la historia, que fueron construidas con mano de obra esclava, en la Catedral de Notre Dame trabajaron diferentes artistas y artesanos. Cada uno de ellos tenía que marcar las piedras para recibir el dinero de la Iglesia Católica, de lo contrario no se podía saber cuánto había trabajado cada artesano. Por ese motivo podemos encontrar diferentes firmas y sellos en las columnas y piedras que hacen a la construcción de la catedral.

Los elevadores medievales

En tiempos de la construcción de la Catedral de Notre Dame conseguir los materiales no era nada fácil. La cuerda había que fabricarla diariamente, desde la cuerda hasta los clavos. De aquellos tiempos aún hoy se conserva un singular elevador que se utilizaba para subir a las vertiginosas alturas los enormes trozos de piedra. Lo curioso es que el elevador tiene la forma de una rueda de hámster gigante. En este lugar se introducían los trabajadores y hacían fuerza manualmente al correr para levantar las rocas. Algo así como hámsters humanos que con su propia fuerza elevaban hasta las alturas las piezas que luego conformarían el increíble templo religioso que perduraría al paso de los años y se convertiría en uno de los símbolos indiscutidos de la ciudad de París.

Con toda seguridad, Catedral de Notre Dame es un templo de leyenda, de obligada visita no sólo para los turistas más devotos y amantes de la arquitectura, sino para todos aquel que deseen admirar la belleza del gótico en su máxima expresión.

5 cosas de la Catedral de Notre Dame que desconocías
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article