Pasaporte cultural Cuba

7 actividades que hacer en la habana



Edificios y plazas coloniales, un sinfín de museos y galerías de arte, playas de arena blanca y otras maravillas dan forma a la capital cubana, que tiempo atrás fue la Mallorca caribeña donde celebridades como Frank Sinatra o Marilyn Monroe pasaban sus ratos libres. Como estás a punto de descubrir, hay mucho que hacer en La Habana que disfrutar de unas vacaciones memorables.

Con su arquitectura grandilocuente y su cultura vibrante, La Habana sigue siendo la atracción número uno para los viajeros de Cuba. Y es que esta ciudad atesora todo cuando el público turista busca en un destino vacacional y mucho más de lo que pueda imaginar. ¿Te animas a descubrir las principales actividades que hacer en La Habana?

¿Te preguntas qué hacer en La Habana? 6 mejores actividades

Explora las plazas coloniales de La Habana

Son muchas las plazas de estilo colonial en la capital cubana que rivalizan en belleza y grandilocuencia con sus homólogas europeas. Un buen ejemplo es la Plaza de Armas, donde encontrarás una maravillosa colección de antigüedades, libros, carteles, monedas y otros objetos de interés en sus diferentes puestos. El museo de la ciudad de La Habana también está en esta plaza.

En la Plaza de la Catedral, por su parte, es posible disfrutar del estilo barroco de la Catedral de La Habana, con diferentes elementos arquitectónicos que datan del 1727 y evocan la grandeza de la época. La Plaza de San Francisco, por su parte, se encuentra cerca del puerto de La Habana y está rodeada de elegantes restaurantes y bares históricos, que alguna vez fueron frecuentados por los famosos de Hollywood de la década de 1950.

Descubrir el lado más exótico de Cuba en Guanabo

Otra de las cosas que hacer en La Habana es desplazarse hasta la parte este de la ciudad, hasta Playas del Este, que cuenta con media docena de paraísos de arena blanca y aguas cristalinas, destacando Santa María, con la arena más suave y limpia. En sus inmediaciones se encuentra la joya de la corona, Guanabo, un lugar perfecto para alejarse de los resorts deluxe y entrar en contacto con la Cuba profunda.

Además de trabar amistad con los lugareños, en Guanabo descubrirás una gran variedad de restaurantes cubanos, que van desde pizzerías de inspiración italiana (como Il Piccolo hasta Chicken Little) hasta una cafetería para niños, ideal para las familias.

Visitar el Valle de Viñales

Viñales es especialmente famoso por el valle verde que lo rodea, donde cultivan todo el tabaco necesario para la elaboración de los famosos puros cubanos. Situado en la provincia de Pinar del Río, el Valle de Viñales es una parada habitual en el roadmap de miles de viajeros, por la belleza de sus montañas y paisajes, así como por la oferta de ocio y diversión que puede encontrase en estas tierras. Los famosos y aromáticos habanos también influyen.

Después de visitar las plantaciones de tabaco, una de las actividades más populares en Viñales es realizar largos paseos a caballo, todo un must y a veces una obligación, ya que los caminos son estrechos y accidentados. Asimismo, Viñales es una pequeña meca de escalada en roca entre diciembre y abril, disponiendo de zonas realmente apropiadas para la práctica de esta disciplina.



Adentrarse en la naturaleza

Pero en La Habana también es posible deleitarse con un paseo por el corazón de la ondulada y verde Sierra del Rosario (la primera Reserva de la Biosfera de la Unesco en Cuba). Asimismo, destacan las Terrazas, a 45 minutos al oeste de La Habana, que es una antigua colonia de artistas, que dispone en la actualidad de diversas actividades ecoturísticas: senderismo, observación de aves, natación en cascadas fluviales, etc.

A escasa distancia, Soroa es famosa por su Orquideario, un jardín de orquídeas con una estación de investigación con más de 700 especies, que florecen entre diciembre y marzo. Asimismo, el Lago El Palmar alberga un Ranchón que ofrece bebidas y aperitivos, pudiendo alquilarse botes en su muelle. A menos de 2 km  de distancia se encuentra el Cafetal Buenavista, la plantación de café más antigua de Cuba.

Darse un chapuzón en Varadero

Pero el mejor destino de sol y playa de Cuba es una península de 20 km de largo llamada Varadero, con finas arenas, unas aguas cálidas y centros turísticos por doquier. Cuenta con todas las comodidades necesarias para disfrutar de un viaje lleno de diversión, pudiendo disfrutar de algunas de las playas más vírgenes del Caribe o disfrutar de cócteles a la sombra antes de salir a almorzar en cualquiera de los restaurantes más importantes de Varadero.

Gracias a su delicioso marisco, el restaurante Varadero 60 es muy recomendable, al igual que el bar Casa Blanca, que además dispone de impresionantes vistas de esta península. ¡Una visita obligada en la capital cubana, sin duda!

Sentirse como Hemingway en Cojímar

Otra de las mejores cosas que hacer en La Habana es dejarse caer por el encantador pueblo de pescadores de Cojímar, famoso por inspirar las aventuras marítimas de Ernest Hemingway en los años 1940 y 1950. Los autobuses turísticos generalmente paran en el Restaurante La Terraza para tomar un daiquiri en la terraza, pero en Ajiaco Café se ofrecen comidas más abundantes y mojitos fantásticos.

En esta pequeña ciudad es posible conocer a los lugareños, en un ambiente 100% cubano, sin añadidos foráneos, pudiendo caminar por el malecón (una versión más pequeña del paseo icónico de La Habana), lo que te dará una idea del encanto natural que conquistó al famoso autor de El viejo y el mar hace 70 años.

7 actividades que hacer en la habana
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article