Gastronomía Berlin

7 dulces típicos de Berlín para chuparse los dedos

dulces típicos de Berlín


Si eres un amante del dulce y la repostería, con los platos típicos de Berlín te vas a chupar los dedos. Toda la ciudad está llena de fantásticas pastelerías con escaparates llenos de tentaciones, el fruto de una larga tradición de repostería alemana en la que la capital ocupa un lugar destacado. Si hablamos de dulces típicos, Berlín nos ofrece muchos y muy variados, todos ellos fantásticos. ¡A qué esperas para descubrirlos y darle un mordisco a la repostería alemana!

Berliner Pfannkuchen

También llamado simplemente Berliner, es sin duda el dulce más emblemático de la ciudad, aunque en realidad lo podemos encontrar en todos los rincones del país, así como en Austria y Suiza. Se elabora con harina, azúcar, leche, manteca, huevo y levadura, una mezcla a la que se añade esencia de vainilla y ralladura de limón. Pueden ir rellenas de mermelada de frutas e incluso de crema o chocolate. Se sirve espolvoreada con azúcar glas. Además de en todas las pastelerías, los Berliner se pueden comprar en algunos puestos callejeros situados en puntos estratégicos del centro de la ciudad. Con toda seguridad, uno de los mejores dulces típicos Berlín.

Rote Grütze

Esta especialidad escandinava fue adoptada por los berlineses hace más de un siglo. En la actualidad su popularidad es tal que no hay restaurante en la ciudad donde no se ofrezca Rote Grütze en la carta de postres: una pasta molida de frutos rojos, especialmente cerezas ácidas, bayas y frambuesas, que tanto abundan en los bosques del país. Se sirve generalmente acompañada con un bol de leche, nata o crema de vainilla. La combinación de estos sabores y sus texturas es una auténtica maravilla para el paladar.

Apfelstrudel

Si no te gustan los frutos rojos puedes apostar por la manzana. Este pastel típico de Baviera y Austria es muy consumido también por los berlineses. La manzana pelada y cortada en trozos pequeños se envuelve dentro de una fina capa de masa hecha con harina, agua, aceite y sal. Todo se dora en el horno y se recubre con una capa de azúcar glas. Luego se coloca sobre una bandeja y se corta en porciones. Lo ideal es servir este fabuloso postre acompañado con crema de vainilla.

Rüblikuchen

Además del clásico Berliner, cuando te sientes a tomar un café en una de las preciosas cafeterías de la ciudad, es muy probable que te encuentres con una gran selección de tartas y pasteles para acompañar. Uno de ellos es el Rüblikuchen, un espectacular pastel de zanahoria, jugoso y suave, uno de los grandes dulces típicos de Berlín cuyo sabor combinará perfectamente con el de tu café. Una receta alemana sencilla pero infalible.



Schwarzwald-Kirschtorte

La Tarta de la Selva Negra no es, como su nombre indica, originaria de Berlín, aunque su éxito en la capital es incuestionable y tal vez sea en sus pastelerías donde se elaboren las mejores del país. Muy conocida también fuera de Alemania, se trata de un pastel elaborado a base de sucesivas capas de bizcocho de chocolate emborrachado con kirsch (un tradicional licor de cereza) que se intercalan con capas de nata y mermelada de cerezas. Corona la creación una capa de crema chantilly con virutas de chocolate. ¿Quién podría resistirse a probar?

Christstollen

Otro de los dulces típicos de Berlín es el exquisito Christstollen. Aunque originario de la ciudad sajona de Dresde, nadie puede pasear por los mercadillos navideños de Berlín sin probar esta delicia, postre tradicional de todas las mesas del país tras la cena de Nochebuena. Este dulce antiquísimo (sus orígenes se remontan al siglo XIV) consiste en una masa pesada de levadura, mantequilla y harina a la que se añaden pasas sultanas, así como pieles de limón y naranja confitados. En todo caso, hay muchas variedades, como podrás comprobar curioseando por las casetas de madera del Mercadillo de Gendarmenmarkt, sin duda el mejor lugar para probar este dulce.

Lebkuchen

El otro gran postre navideño de Alemania, originario de Núremberg pero presente en todos los mercadillos del país. Los Lebkuchen son galletas de pan de jengibre que a menudo se venden con formas variadas y divertidas. Mucha gente aún hoy sigue preparándolas en casa. En la época de Adviento es tradición regalárselas a los niños y ponerlas en la mesa durante las fiestas navideñas.

La lista de dulces típicos de Berlín se podría alargar mucho más, pero con estos ya tenemos bastante para empezar y, por suerte o por desgracia, volver de nuestro viaje a la capital alemana con un kilito de más.

7 dulces típicos de Berlín para chuparse los dedos
5 (100%) 1 vote
Previous ArticleNext Article