Pasaporte cultural Brasil

7 monumentos de Brasil que fotografiar antes de marcharte



El país carioca destaca por los bellos paisajes naturales, la música, los grandes festivales y los imponentes edificios. Sin embargo, la influencia arquitectónica es solamente una de las riquezas del país. ¿Quieres conocer cuáles son los monumentos de Brasil que no puedes perderte durante tu viaje? Entonces, sigue leyendo.

Estatua de Cristo Redentor (Río de Janeiro)

Posiblemente, cuando se habla de Brasil, la primera imagen que viene a la mente antes de visitar el país es el Cristo Redentor. Esta imagen, reconocida a nivel mundial, se ha convertido en todo un símbolo de Río de Janeiro, la ciudad en la que se encuentra, y de Brasil. La estatua del Cristo Redentor, también conocido como el Cristo de Río de Janeiro, el Cristo de Brasil o el Cristo del Corcovado, tiene 30 metros de altura y pesa más de mil toneladas. Se encuentra en lo alto del cerro del Corcovado, a 710 metros sobre el nivel del mar, y desde el 2007 está considerado como una de las siete maravillas del mundo. En definitiva, no puede faltar en tu colección de fotografías de monumentos de Brasil.

Igreja de São Francisco (Salvador de Bahía)

En el popularmente conocido como barrio de Pelourinho, en la ciudad de Salvador de Bahía, se encuentra uno de los monumentos más interesantes de Brasil: la igreja de São Francisco. Esta iglesia de estilo barroco brasileño fue construida a principios del siglo XVIII. Su exterior sencillo y austero recuerda a la época colonial portuguesa, mientras que en el interior llama la atención su lujosa decoración. En la actualidad, la iglesia de São Francisco en Salvador de Bahía es uno de los monumentos de Brasil que han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad.

Teatro Amazonas (Manaos)

Inaugurado en el año 1896, durante la época gloriosa de la ciudad, el teatro Amazonas es uno de los edificios más visitados de Manaos, la capital del estado de Amazonas. Desde que se abrió al público, ha acogido espectáculos de gran importancia tanto de ópera y teatro como de conciertos y danza. Para ver el interior del teatro, lo mejor es asistir a uno de los conciertos semanales de la Orquesta Sinfónica de Amazonia, aunque si no tienes la posibilidad, siempre existe la oportunidad de realizar alguna de sus visitas turísticas. En la actualidad, el edificio de este teatro está protegido como Patrimonio Histórico Nacional, así que, aunque sea solamente desde el exterior, vale la pena sacar una fotografía.

Las cataratas de Iguazú (Paraná)

En esta selección de monumentos de Brasil, no podían faltar las cataratas de Iguazú. Aunque no son un monumento como tal, el Parque Nacional de Iguazú alberga uno de los lugares naturales más imponentes del mundo, el mirador conocido como la garganta del diablo. Se puede visitar tanto en invierno como en verano, así que nadie puede dejar pasar la oportunidad de descubrir y fotografiar una de las siete maravillas del mundo situadas en el país carioca.



Pan de Azúcar (Río de Janeiro)

En la ciudad de Río de Janeiro, en el barrio de Urca, se encuentra uno de los lugares más turísticos y emblemáticos de la ciudad de Río: el cerro Pan de Azúcar. Este imponente pico de granito se alza sobre el mar a casi cuatrocientos metros de altura, de ahí que todo aquel que llegue hasta la cima pueda disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad de Río de Janeiro y de la bahía de Guanabara. Desde él, a lo lejos, se puede divisar también otro de los monumentos de Brasil, la estatua del Cristo Redentor. Para llegar a la cima del Pan de Azúcar, lo mejor es coger el teleférico, desde donde también vale la pena sacar alguna fotografía.

Catedral Metropolitana (Río de Janeiro)

Oficialmente llamada catedral de São Sebastião do Rio de Janeiro, pero conocida popularmente como catedral Metropolitana, la catedral de la ciudad de Río es una monumental construcción que capta la atención de todos los que la visitan. Obra del arquitecto Edgar Oliveira da Fonseca, la catedral Metropolitana puede verse desde todos los miradores. En el interior, las vidrieras coloridas producen un efecto lumínico sorprendente al dejar pasar los rayos del sol, mientras que, por fuera, la distinguirás gracias al estilo arquitectónico y al diseño del edificio en forma cónica.

Estadio Maracaná (Río de Janeiro)

Los brasileños se sienten identificados por el fútbol, deporte que forma parte de la forma de vida y la cultura del país. Por ello, para conocer un poco mejor la pasión que sienten los brasileños por el fútbol, es necesario visitar el estadio Maracaná. Popularmente conocido por ser el templo del fútbol, tanto a nivel nacional como internacional, el estadio Maracaná es el sueño de prácticamente cualquier futbolista. Además de los acontecimientos deportivos, el estadio Maracaná ha acogido eventos multitudinarios como conciertos y espectáculos musicales.

7 monumentos de Brasil que fotografiar antes de marcharte
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article