Pasaporte cultural Egipto

4 razones para hacer un crucero por el Nilo



Con más de 6.853 km de longitud, el Nilo se jacta de ser el río más largo del mundo. Gracias a los monumentos que lo envuelven, al exótico valle por el que fluye y su belleza intrínseca, hacer un crucero por el Nilo se ha posicionado como una de las atracciones más populares en Egipto. Pero ¿por qué este crucero es tan atractivo en comparación con otros?

Los enormes transatlánticos y las modernas embarcaciones de recreo no tienen cabida en el lento Nilo. En cambio, las vías fluviales están adornadas con falucas tradicionales y los veleros utilizados para transportar turistas alrededor. Más de 280 barcos están amarrados en las aguas entre Luxor y Aswan, el sitio de los monumentos mejor conservados de la nación. El crucero es la forma más fácil para que los turistas se relacionen con el Nilo y los famosos templos y tumbas que lo rodean: Luxor, Karnak, Kom Ombo, Edfu, Dendera y el Valle de las Reinas y el Valle de los Reyes.

¿Viajar en crucero por el Nilo? ¡Convéncete con estas razones!

En las siguientes líneas encontrarás una serie de razones que te ayudarán a entender por qué hacer un crucero por el Nilo es una aventura en toda regla. Como por ejemplo…

Porque tendrás una vista privilegiada de Egipto

Una de las principales razones por las que merece la pena hacer un crucero por el Nilo es la impresionante vista que ofrece. Sin necesidad de dar un solo paso, los turistas pueden recorrer las grandes maravillas de Egipto, con una brisa fresca y el susurrar de las aguas. Y es que desde el Nilo es posible contemplar el Templo de Karnak, un impresionante complejo que incluye diversas capillas, templos y estatuas colosales repartidas en múltiples recintos, todas ellas construidas bajo el faraón Senruset I, que gobernó desde 1971 hasta 1926 a.C. durante el Reino Medio.

Asimismo, el Valle de los Reyes es uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo, con numerosas cámaras subterráneas, que contienen las tumbas de los faraones. Por su parte, el Templo de Hatshepsut es un recinto mortuorio, que fue construido para Hatshepsut, quien desempeña un papel inusual en la historia del Antiguo Egipto como faraona. Como es evidente, no tendrás que conformarte con la belleza externa de estos emblemas egipcios, pues tendrás una y mil oportunidades para atracar en puerto y recorrerlos a pie.

Porque explorarás un pedacito de historia egipcia

Cada río tiene una historia que contar, y el Nilo no es una excepción. Durante los últimos 5 mil años, varias civilizaciones han navegado por las aguas de este río milenario, siendo los templos y monumentos citados uno de sus muchos vestigios. De haberse reunido toda la cerámica (en forma de vasijas y cuencos) hallada en su lecho marino, habrían podido montarse varios centros comerciales, tal es la cantidad de arte que ha sido encontrado en este río.



Además del atractivo irresistible del Nilo, parte de su encanto reside en la vida que lo rodea: niños que bañan a sus burros, granjeros cultivando la tierra en sus orillas, las familias viven en casas tradicionales, etc.

Porque es muy romántico y aventurero

Otra de las razones de peso para disfrutar de un crucero por el Nilo es lo romántico de esta experiencia, que no tienes por qué realizar en una gran embarcación, rebosante de turistas. También puede disfrutarse en pareja o en solitario abordo de una felucca, embarcación tradicional de vela, capotable sin cabinas o instalaciones, que permite navegar de forma tranquila, relajada y confortable.

Otra embarcación muy popular entre los turistas más aventureros es la dahabiyyas, cuyo peculiar nombre puede traducirse como el dorado y que es una invitación sincera a disfrutar del siglo XIX, cuando estos veleros grandes y lujosos fueron la única forma de recorrer el Nilo.

Porque disfrutarás de un clima muy mediterráneo

El Mar Rojo y el Mar Mediterráneo abrazan Egipto por sus extremos sur y este, lo que provoca un efecto regulador en el clima costero, especialmente disfrutable en el Nilo. El mejor momento para ir en un crucero por este río es entre octubre y abril, cuando no hace demasiado calor y la masificación turística es mucho menor, en comparación con la temporada alta. Esto te permitirá, además, visitar los templos y pirámides con mayor libertad y comodidad.

Por otra parte, el Nilo cruza el país de extremo a extremo. El calor en Aswan y Luxor es intenso, y no se recomienda que viajes durante los meses de verano. Las temperaturas promedio rondan los 40 C, aunque hay mucha sombra en determinados tramos de este río.

Y es que no hay nada como disfrutar de un crucero por el Nilo para experimentar la esencia de Egipto y regresar a casa con una vivencia inolvidable.

4 razones para hacer un crucero por el Nilo
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article