Edificios emblemáticos Londres, Pasaporte cultural Londres

Asómbrate en Hampton Court, el palacio real más pintoresco de Londres

Hampton Court


El Palacio de Hampton Court es uno de los más increíbles de Londres. Fue una de las residencias oficiales favoritas de Enrique VIII y a día de hoy conserva su majestuosidad en los detalles de la era Tudor de sus habitaciones y dependencias. Ubicado a orillas del río Támesis, el Hampton Court queda a 25 kilómetros del corazón londinense, siendo uno de esos puntos de interés que no pueden faltar en ningún tour. ¿Te animas a descubrirlo?
Fue construido en 1514 como hogar para el cardenal Wolsey, uno de los consejeros más cercanos del rey Enrique VIII, pero se hizo famosa como residencia preferida del propio rey Enrique. En la época del reinado Tudor, cuando fue construido, el palacio era considerado uno de los más modernos y sofisticados.
El último rey que vivió en el palacio de Hampton Court fue Jorge II, y la primera vez que se abrió el palacio para la visita de turistas fue en 1838, por orden de la reina Victoria. Uno de los atractivos más sorprendentes del palacio es su famoso laberinto, uno de los pocos que quedan en pie en el Reino Unido. Fue diseñado en el 1700 e incluye cerca de media milla de senderos y sonidos que describen la vida en la época de la dinastía Tudor. Utiliza tecnología de sensores de última generación para activar los añadidos más modernos que representan la época entre los senderos del laberinto.
Otro atractivo muy visitado en el Palacio de Hampton Court es el reloj astronómico, diseñado en el año 1540. La información que brinda este reloj es muy completa si tenemos en cuenta la época de su diseño, ya que además de la hora y el día, también muestra la fase lunar, los signos del zodíaco y las mareas.
A principios del siglo XVII, las obras del célebre dramaturgo William Shakespeare fueron interpretadas en el salón principal. Esto sirve para dar cuenta de la importancia del complejo palaciego como centro cultural e intelectual de la época. Por su tamaño, el equipo de trabajo del palacio requería por lo menos 600 personas que se encargaban de mantener todo en orden e impecable, así como de atender al rey y sus familiares e invitados.
Hoy en día el palacio recibe a miles de visitantes, pero muchos de sus secretos y curiosidades siguen estando ocultos. Un detalle histórico que muchos viajeros se detienen a ver es el altar de la capilla de Hampton Court. Allí, en una caja escondida, yacen los pulmones y el corazón de Jane Seymour, la única de las esposas de Enrique VIII que recibió un funeral de reina.

Londres esconde más de un palacio con encanto, no te pierdas todos los detalles sobre otros como el conocidísimo Palacio de Buckingham.



Previous ArticleNext Article