Fiestas y tradiciones Barcelona, Pasaporte cultural Barcelona

Castells, la torre humana más famosa del mundo

castellers la torre humana mas famosa del mundo


Declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, los Castells pueden enorgullecerse de ser una de las tradiciones más peculiares de Barcelona. Con más de dos siglos de historia, el levantamiento de castillos o castells humanos constituyen un vistoso espectáculo, que puede alcanzar los 15 metros de altura y en el que participan un centenar de personas. Si quieres descubrir todas las anécdotas, historias y singularidades de este acontecimiento, tienes una cita con las siguientes líneas. ¿Nos acompañas?

Pocas costumbres barcelonesas son tan conocidas internacionalmente como los Castells, que se celebran anualmente en la Plaza de San Jaime con motivo de las fiestas de la La Merced, teniendo lugar el domingo siguiente al evento. Con una equipación llamativa (pantalón blanco y camisa roja o verde), sus participantes o castellers se agrupan en las llamadas collas castelleras, de las cuáles existen cerca de sesenta, diez de las cuales se encuentran en Barcelona. De hecho, la Ciudad Codal cuenta con la agrupación más famosa, la Colla Vella, la más longeva con diferencia, pues se remontaría la histórica Colla dels Pagesos del año 1801, nada menos.

Como salta a la vista, los Castells de Barcelona son posibles gracias a una estudiada organización, donde cada participante es una pieza más en la estructura de estos castillos: así, tenemos una base o pinya, el llamado tronc o tronco y el piso más alto o pom de dalt, así como la enxaneta, formada por un miembro infantil que corona el castell y alza el brazo al cielo. Si la solidez de la formación peligra en algún momento, los participantes de refuerzo siempre están dispuestos. Ellos son los manilles y los folre.



Castells

Castells, una tradición centenaria

Los Castells tendrían orígenes tanto paganos como religiosos, pudiendo remontarse a rituales anteriores a la cristiandad, cuando las cosechas y las lluvias eran factores decisivos en la prosperidad de los diferentes pueblos españoles, y se organizaban ceremonias para incentivar el crecimiento de las hortalizas, los climas favorables, etc.

De acuerdo a las fuente más sólidas, el primer castells se levantó a comienzos de 1801, con motivo de las Fiestas Decenales de la Virgen de la Candela en Valls, en Tarragona. A lo largo del siglo, esta maravillosa costumbre se extendió al resto de la provincia tarraconense y barcelonesa y fue consolidándose paulatinamente como uno de los símbolos más valorados de Cataluña y el turismo español por extensión.

Así las cosas, los Castells de Barcelona no pueden faltar en nuestro itinerario si queremos profundizar en la historia y tradiciones más auténticas de esta tierra. Sin lugar a dudas, una parada obligada para los turistas más curiosos.

Castells, la torre humana más famosa del mundo
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article