Edificios emblemáticos Roma, Pasaporte cultural Roma

Catacumbas de Roma, una reliquia para desafiar al miedo

catacumbas de Roma


Las catacumbas de Roma figuran entre los rincones más visitados de la Ciudad Eterna. Con cerca de dos milenios a sus espaldas, estas kilométricas galerías subterráneas albergan a dos millones de difuntos, pues recibieron un uso intensivo a lo largo de cinco siglos de historia. Aunque pueda sorprender, cinco de sus catacumbas están abiertas al público, pudiendo visitarse a lo largo del año. ¿Piensas hacer una escapada la capital italiana y quieres visitar las Catacumbas de Roma? En ese caso, las siguientes líneas no te decepcionarán.

Si la superficie de la Ciudad Eterna nos sorprende con su belleza escultórica y arquitectónica, sus entrañas esconde otros tesoros no menos valiosos. Hablamos de las catacumbas de Roma, nada menos que 170 kilómetros de pasajes laberínticos, frescos antiguos y tumbas milenarias, que despiertan la atención tanto del turista con inquietudes culturales como del visitan más curioso. ¿A quién no le gustaría fotografiarse en una de las catacumbas más antiguas del mundo?

Los orígenes de esta palabra no son menos fascinantes. Catacumba se deriva del griego κατά y τύμβoς, esto es, hacia abajo y túmulo, lo que bien podríamos traducir como ‘junto o al lado de la cantera’. Esta denominación no debe sorprendernos, ya que las primeras catacumbas fueron realizadas en el extrarradio romano, en las inmediaciones de canteras.

Pero ¿cuál es la historia tras las catacumbas de Roma? Como es natural, la kilométrica envergadura de esta red de galerías no se creó de la noche a la mañana, sino que fue a través de los siglos II y V cuando se construyeron progresivamente. Antes del Edicto de Milán del 313 d.C., los cristianos eran duramente perseguidos en la Antigua Roma y sus terrenos y cementerios resultaban confiscados las más de las veces. De ahí que, rechazando los rituales paganos de cremación, decidieran renunciar a las parcelas de tierra, en favor de las galerías subterráneas que hoy admiramos.

Qué Catacumbas de Roma pueden visitarse en la actualidad

Aunque pueda sorprender, la Ciudad Eterna cuenta con más de 60 catacumbas, la mayoría de las cuales permanecen hoy cerradas al público. Sin embargo, algunas de las catacumbas de Roma pueden explorarse siguiendo los horarios de visita. Un buen ejemplo son las de San Sebastián, con nada menos que 12 kilómetros de angostos pasajes subterráneos. Nada tienen que envidiarles las de San Calixto y Domitila, de 20 y 15 kilómetros respectivamente. Y si deseamos contemplar frescos milenarios, las Catacumbas de Priscila no pueden faltar en nuestro itinerario. Otras que merece la pena descubrir son las de Santa Inés, así bautizadas en honor a una célebre mártir, al igual que algunas catacumbas antedichas.



Así las cosas, hay mucho que ver, mucho que descubrir y mucho que experimentar en la capital italiana. Las catacumbas de Roma ocupan sin duda un puesto de honor en cualquier recorrido turístico.

Previous ArticleNext Article