Edificios emblemáticos Londres, Pasaporte cultural Londres

5 grandes razones para visitar la Catedral de San Pablo

Catedral de San Pablo


En Ludgate Hill, el punto más elevado del centro de Londres, se levanta un espectacular edificio: la Catedral de San Pablo (Saint Paul’s Cathedral), sede de la Iglesia Anglicana y la segunda catedral más grande del mundo, sólo superada en tamaño por la Basílica de San Pedro en el Vaticano. ¿Te animas a descubrir todos sus secretos y curiosidades?

Construida en estilo barroco por el inglés Christopher Wren entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, destaca por su grandiosidad, su monumental cúpula y sobre todo por su importancia como símbolo de la historia y de la identidad del Reino Unido. Es, sin duda, uno de los lugares de interés en Londres. Estas son las razones por las que no deberías dejar de visitar la Catedral de San Pablo durante tu viaje a Londres:

Una mirada a la historia de Inglaterra

En 1666 un pavoroso incendio devastó la ciudad de Londres, destruyendo numerosos edificios, entre ellos la vieja catedral, levantada sobre los restos de una antigua iglesia normanda. Fue entonces cuando Wren recibió el encargo de levantar una nueva catedral, digna de una ciudad destinada a convertirse en la capital del mundo años después, y que demostró ser capaz de resistir pruebas tan terribles como los bombardeos alemanes en la Segunda Guerra Mundial.

La cúpula, un prodigio arquitectónico

Si por algo es conocida la Catedral de San Pablo es por su magnífica cúpula, asentada sobre dos plantas de piedra. Inspirada en la de San Pedro de Roma, asombró en su época como gran hito arquitectónico, un auténtico prodigio concebido por Wren.

La cima de la cúpula se alza a 110 metros de altura. Por debajo de ella, hay tres galerías situadas a distintos niveles: la Galería de los Susurros, la Galería de Piedra y la Galería Dorada.

Increíbles vistas desde la Galería Dorada

Una estrecha escalera interior de 530 peldaños conduce hasta la Galería Dorada (Golden Gallery), situada a una altura de 80 metros. Desde allí, se obtiene una de las panorámicas más bonitas de Londres, si el tiempo acompaña. Sólo por esto ya valdría la pena la visita a la Catedral de San Pablo.



La cripta, en las entrañas de la Catedral

Después de admirar las vistas desde la cúpula y disfrutar de los tesoros del interior del templo, queda todavía descender a la cripta, hasta las mismas entrañas de la Catedral de San Pablo, donde se conservan partes de los templos anteriores, algunos de ellos antiquísimos, y donde descansan los restos mortales de grandes personajes de la historia del Reino Unido, como el almirante Nelson, el Duque de Wellington o Winston Churchill.

Escenario de grandes eventos

Como símbolo de la identidad nacional, la Catedral de San Pablo ha sido a lo largo de su historia el escenario privilegiado de numerosos eventos y grandes acontecimientos de la historia del país. Aquí se han celebrado los funerales de estado de Nelson, Churchill y Margaret Thatcher, los aniversarios de la coronación de la Reina Victoria y la Reina Isabel II, las misas por la paz que marcaron el final de las dos guerras mundiales o la boda del Príncipe Carlos y Diana de Gales en 1981.

5 grandes razones para visitar la Catedral de San Pablo
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article