Moverse por China

China en bicicleta: 5 consejos prácticos que no debes olvidar

China en bicicleta


Recorrer parte del vasto territorio chino en bicicleta es una de las experiencias más sorprendentes para los amantes del ciclismo. Estamos hablando de un país con miles de kilómetros de rutas y caminos diseñados para disfrutar del aire libre y de los paisajes mientras pedaleamos y nos mantenemos en forma. En caso de que estés pensando en recorrer parte de China en bicicleta, aquí encontrarás consejos útiles para aprovechar al máximo tu tiempo, conocer rutas que no debes dejar de ver, trámites a realizar para que no haya problemas con las autoridades y otras curiosidades para recorrer uno de los gigantes asiáticos a bordo de la bicicleta, uno de los medios de transporte más divertidos, seguros y amigables con el medio ambiente.

Una ruta imperdible

Es importante saber qué recorrido deseamos hacer. China tiene una vasta extensión territorial, así que quizás este sea el punto más difícil de abarcar. Una propuesta interesante es la de recorrer desde Beijing hasta el extremo sur de China en bicicleta. Es un recorrido de más de 4500 kilómetros que puedes realizar en 2 meses y medio o 3, también dependerá mucho del tiempo disponible para tu viaje, así que arma un itinerario para no distraerte.

En esta ruta en particular, puedes visitar las provincias de Shanxi, Shaanxi, Ghuizhou, Guangxi y Sichuan, conociendo parte de sus increíbles paisajes naturales, templos, edificios y localidades rurales. Desde luego, no escaséan rutas para explorar China en bicicleta.

El visado para recorrer China en bicicleta

No es recomendable decir que estás recorriendo el país en bicicleta cuando vas a sacar una visa. Normalmente se dan por una extensión de 30 días, así que una vez en territorio chino deberás extenderla de acuerdo al tiempo extra que desees quedarte. No hay demasiadas complicaciones en territorio chino para lo que se refiere a extensión de visas. Pero recuerda no decir que estás paseando en bicicleta, de lo contrario puede que traten de obstaculizarte el recorrido.

Mapas y GPS, aliados imprescindibles

Al recorrer China en bicicleta no puedes confiar únicamente en la tecnología. Es importante llevar al menos uno o dos mapas en formato papel, en lo posible uno en inglés y otro en chino. De esta forma podrás pedirle a los lugareños que te indiquen determinados lugares, y en caso de que ellos no sepan inglés o español, lo podrán identificar en su idioma y luego tu lo ubicas en el mapa en tu idioma. Otro buen consejo para recorrer China en bicicleta y no perderte, es preguntar al menos a tres personas diferentes. Al igual que en otros países, algunos chinos con tal de no quedar cómo ignorantes, te enviarán a cualquier dirección. Por eso, siempre pregunta a 3 o 4 personas para asegurarte que estás en el camino correcto. La policía tampoco es muy útil en temas de dirección, no tienden a conocer demasiado sobre los alrededores.



Descansando en hostels y campings

En China hay pocos lugares disponibles para dormir en carpas. Gran parte del territorio, incluso en rutas alejadas de las ciudades, es utilizado para la agricultura y la ganadería, motivo por el cual está prohibido acampar. Sin embargo, hay mucha variedad de hoteles y casas de huéspedes. Puedes dejar la bicicleta en lugares cerrados, descansar por menos de 10 o 15 dólares la noche y relajarte escuchando historias de otros viajeros.

El hospedaje cuando recorremos China en bicicleta es muy importante, ya que la energía que perdemos pedaleando hay que reponerla comiendo bien y descansando. Por suerte la amabilidad es un rasgo muy común en casi toda la población china.

El estado de las rutas

En el norte de China encontrarás rutas planas, sin demasiadas subidas y bajadas. Lo malo es que siempre hay un tráfico constante de camiones. La ruta principal #108 es bastante amplia y amigable con los ciclistas. Al cruzar las provincias de Shanxi y Shaanxi es recomendable utilizar protectores faciales y ropa oscura, ya que son zonas de extracción de carbón. El aire está muy contaminado y tiende a ensuciar la ropa.

En el sur las rutas alternativas son mucho más accesibles, se trata de caminos bien cuidados pero con menor caudal de tráfico. Son caminos excelentes para apreciar con mayor detenimiento el paisaje y deleitarse con la estética china de los campos, las ciudades y los pueblos aledaños.

China en bicicleta: 5 consejos prácticos que no debes olvidar
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article