Edificios emblemáticos Tailandia, Lugares con encanto Tailandia, Pasaporte cultural Tailandia

Profundiza en la cultura tailandesa en Doi Suthep

Doi Suthep


Que Tailandia es una de las grandes cunas patrimoniales y culturales del Lejano Oriente, no hay duda. Así lo demuestran rincones como Doi Suthep, conocido a su vez como Doi Ssuthep, tal y como puede observarse en la señalización que conduce a la montaña y templo que responde a este nombre. Como descubrirás a continuación, hay algo especial en este destino, uno de los más visitados de Tailandia. ¿Te lo vas a perder?

Historia, belleza y tradición se dan la mano en Doi Suthep, una parada obligada para los amantes de lo exótico, pues este templo sorprende por la inusitada belleza de su arquitectura, así como por las panorámicas de Chiang Mai que regala a todos sus visitantes. Ubicado en la provincia de Lamphun, Doi Suthep se sitúa a casi 2 mil metros de altura, donde permanece desde hace más de cinco siglos.

A la pagoda principal, que es la edificación que más destaca de Doi Suthep, se suma la presencia de un conjunto de estatuas de gran belleza, donde sobresalen un Buda de Esmeralda procedente de la capital tailandesa, las campanas, pinturas y adornos del templo o un Brahma en su pose habitual. Sin embargo, lo que verdaderamente sorprende al visitante es la larguísima escalinata de entrada, con más de 300 escalones rodeados (eso sí) por una naturaleza de hechizante atractivo.



Doi Suthep y la leyenda del elefante blanco

Como es habitual en muchas edificaciones orientales, los orígenes de Doi Suthep están ligados a las leyendas de estas tierras, donde animales y dioses se confunden. Levantado en 1383, este templo debe su creación al rey Kue Naone, uno de los soberanos de mayor relevancia del lugar. De acuerdo a los mitos locales, fue un elefante blanco quien llevó desde la ciudad de Sukhothai un hueso de buda y lo ubicó en el interior de la estupa, donde aún permanece. Entre los oriundos y creyentes, este hecho estuvo marcado por la divinidad, pues el animal en cuestión cayó muerto tras barritar tres veces. En prueba de la importancia de este elefante blanco, podemos encontrar una estatua del mismo en la misma entrada de este templo, invitando a los visitantes a su interior.

Como no podía ser de otra manera, Buda Gautama es la verdadera estrella de Doi Suthep, donde podemos encontrar numerosas imágenes de este sabio oriental. Así las cosas, si quieres profundizar en estas y otras leyendas que rodean a Doi Suthep, no dudes en incluir este destino en tu agenda turística. ¡No te decepcionará!

Profundiza en la cultura tailandesa en Doi Suthep
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article