Edificios emblemáticos Roma, Pasaporte cultural Roma

Por qué debes visitar el Palazzo Barberini en Roma

Palazzo Barberini Roma


Gracias a la suma de diversas colecciones pictóricas de incalculable valor patrimonial, quienes visitan hoy la capital italiana pueden deleitarse con el Palazzo Barberini Roma. Este histórico edificio, que se alza en el número 13 de la Via delle Quattro Fontane, poseer una de las arquitectura barrocas más cautivadoras de Italia. Sin embargo, sus mayores tesoros no están a la vista, sino en las numerosas salas que dan forma a su interior y donde habita el legado de maestros como Rafael, Tiziano, el Greco, Caravaggio, Tintoretto, Holbein el Joven, Guido Reni y muchos otros artistas de primera línea. Si estás pensando visitar esta ciudad en los próximos meses, toma buena nota de las maravillas del Palazzo Barberini Roma.

Antes de abordar en el Palazzo Barberini obras de los autores mencionados, merece la pena profundizar en la historia de este edificio. Por encargo del Papa Urbano VIII, el cardenal Maffeo Barberini, el año de gracia de 1623 vio el principio de la construcción de un palacio monumental, que se prolongaría cerca de una década. Sin embargo, no fue hasta 1949 cuando el edificio que lleva el nombre de este cardenal pasó a manos de la República Italiana, que deliberó alojar en su interior la Galleria Nazionale d’Arte Antica (Galería Nacional de Arte Antigua).

Galleria Nazionale d’Arte Antica, tesoro culto del Palazzo Barberini Roma

Como empiezas a entender, el Palazzo Barberini Roma es una caja de sorpresas. Pero no precipitemos las cosas. En su interior se dan cita un repertorio de obras pertenecientes a los siglos XIII, XIV, XV, XVI, XVII y XVIII. Más de cinco siglos de historia universal retratados con muchísima agudeza por los mejores pinceles de la época, tanto nacionales como internacionales. La belleza exterior del propio palacio levantado por Maffeo Barberini ya revela las bondades que encontraremos en su interior.

Destacan, por ejemplo, Judit y Holofernes de Caravaggio, pintada hacia el 1597; La Fornarina y el Retrato de Margherita Luti, ambas de Rafael, o el genial Retrato de Enrique VIII, de Hans Holbein el Joven. Otra de sus salas cautivará al público visitante con Narciso de Caravaggio, así como con el Retrato de Beatrice Cenci, del italiano Guido Reni, entre otros muchos.



Pero ¿qué otros tesoros pictóricos nos esperan en el Palazzo Barberini Roma? A decir verdad, esta galería no conoce fin: desde la Anunciación de Filipo Lippi, hasta un retrato de Erasmo de Rotterdam de 1517, obra de Quentin Massys, sin mencionar obras como Magdalena o Venus y Adonis de Piero di Cosimo y Tiziano respectivamente, compuestas hacia el año 1500. No podía faltar la Ascensión de Cristo de Garofalo, Las bodas místicas de Santa Catalina de Lorenzo Lotto o una de las favoritas entre los visitantes españoles: Natividad y Bautismo de Cristo, del inmortal de El Greco.

En cuanto al Palazzo Barberini horario, aclararemos que la apertura es de martes a domingo, entre las 8 horas y las 19 horas. Los precios, como no podía ser de otra manera, son realmente asequibles: mientras los adultos pueden acceder por 7 euros, los miembros de la UE de 18 a 25 años tienen derecho a una entrada reducida de 3,5 euros. De esta forma, los viajeros con presupuestos más ajustados no tendrán excusas para deleitarse con el arte.

Sin embargo, una visita al Palazzo Barberini puede ser una oportunidad única para dejarse conquistar por otros edificios y monumentos de sus inmediaciones, como la Iglesia de Santa María de la Concepción, la Iglesia Santa Maria della Vittoria, la Plaza de la República o el Palacio del Quirinal. Como quiera que sea, visitar este palacio es una apuesta segura de diversión, que entusiasmará sobre todo a los amantes del pasado histórico.

Por qué debes visitar el Palazzo Barberini en Roma
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article