Edificios emblemáticos Berlin

Descubre el Palacio de Bellevue, uno de los monumentos estrella de Berlín

Palacio de Bellevue


Berlín es una ciudad majestuosa con un gran número de atractivos. La capital alemana cuenta con edificios de gran suntuosidad que definen en buena medida lo que ha sido la historia de este lugar. Sus palacios, en especial, han sido protagonistas indiscutibles de algunos de los más grandes acontecimientos llevados a cabo aquí. Y, entre ellos, el Palacio de Bellevue, una de las grandes joyas berlinesas.

Situado al norte del Tiergarten, el principal parque de Berlín, el Palacio de Bellevue fue el primer edificio neoclásico construido en Alemania. Su origen hay que buscarlo en las últimas décadas del siglo XVIII cuando el príncipe Augusto Fernando de Prusia ordena construir el palacio a orillas del río Spree. Una zona tan hermosa que precisamente daría nombre al propio palacio por las buenas vistas que se tenían desde él.

Desafortunadamente, el Palacio de Bellevue no está abierto al público pero sí nos permite apreciar su magnífica arquitectura y los hermosos jardines que le rodean. Un edificio de gran importancia en la Alemania actual ya que, desde 1994, se utiliza como residencia oficial del presidente alemán.

Un palacio de dos plantas con dos laterales neoclásicos

A primera vista nos encontramos con un suntuoso palacio de dos plantas situado en la orilla sur del río Spree. De color blanco inmaculado, cuenta en la parte frontal con una zona de césped y desde aquí pueden verse la presencia de las banderas de Alemania y la Unión Europea. Hacia el este se sitúan las grandes alas del edificio en donde se muestra con mayor fervor el estilo neoclásico del mismo.

La fachada central está decorada por una serie de columnas corintias. El palacio posee dos laterales: el primero de ellos es conocido como el ala Spree (Spreeflugel) por dar precisamente al río, mientras que el segundo es el ala de las damas (Damenflugel). Cada uno de ellos aparece decorado por una serie de figuras de piedra que representan la agricultura, la pesca y la caza.

El Palacio de Bellevue a lo largo de su historia

Rodeado por un parque de 20 hectáreas, a lo largo de su historia el Palacio de Bellevue ha tenido diversos usos:

● Hasta 1918 fue la residencia oficial del príncipe heredero de Alemania

● En la década de 1930 sirvió como museo de etnografía

● Durante la Segunda Guerra Mundial pasó a ser casa de huéspedes para el Tercer Reich

● A partir de 1950, y tras una profunda restauración, se convirtió en residencia secundaria para el Presidente alemán

● Desde 1994 es ya la residencia oficial



Ni que decir tiene que todos estos cambios, en especial durante el siglo XX, han dado lugar a modificaciones constantes en el estilo decorativo del interior del palacio. No en vano pasó de ser un lugar de descanso y recreo de un príncipe a un museo e incluso casa de huéspedes para el alto mando militar.

Como decíamos anteriormente, este palacio ha albergado alguno de los episodios históricos más importantes de Alemania. Precisamente aquí, el 3 de septiembre de 1870 se firmaba el tratado de paz de la guerra franco-prusiana.

Tanto por su belleza como por su historia, el Palacio de Bellevue está considerado Patrimonio Nacional en Alemania. Tanto es así que hoy en día es una visita imprescindible en Berlín y que sin duda se halla entre los grandes atractivos de la capital. Un edificio que desprende un aura que impresiona. Rodeados de un maravilloso entorno, será sin duda uno de los recuerdos más inolvidables del viaje a Berlín.

Información adicional sobre el Palacio de Bellevue

Si bien no ofrece visitas, se puede acceder al interior del palacio solo durante la Burgerfest des Bundesprasidenten y tras previa inscripción (hay tiempos de espera de hasta 9 meses). Los participantes podrán asistir a una fiesta y a visitas guiadas por el palacio y el parque. También suele abrir sus puertas el Día del Trabajo Honorario.

Desde cualquier punto de Berlín se puede llegar al Palacio de Bellevue en tren, metro o autobús (líneas 100, 187, 106 y N26). Lo más recomendable es ir dando un paseo por el Tiergarten hasta la famosa Columna de la Victoria. Una vez desde allí apenas hay unos minutos ya a pie hasta el palacio.

Descubre el Palacio de Bellevue, uno de los monumentos estrella de Berlín
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article