Pasaporte cultural Londres

Descubre Richmond Park, uno de los pulmones verdes de Londres

Richmond Park de Londres


La capital británica dispone, nada menos, que de nueve parques. Aunque cualquiera de estos jardines bien merece una visita, destaca el Richmond Park de Londres, conocidos como Parques Reales por pertenecer a la Corona Británica. Gracias a la concesión hecha por parte de la Familia Real, este y la totalidad de los parques que embellecen la ciudad del Támesis están abiertos al público.

Estos parques son auténticos pulmones verdes para la capital británica, siendo el Richmond Park de Londres el más grande, con una extensión de casi 1000 Hectáreas. Si estás coqueteando con la idea de hacer un viaje a este destino, debes saber que estos jardines constituyen una invitación sincera a disfrutar del placer y relajación de pasear por sus múltiples senderos y caminos. Asimismo, ofrece otros muchos alicientes, como la existencia, dentro del mismo recinto del parque, de una serie de puntos conocidos como lugares de “Vista Protegida”.

Hablamos de diversos enclaves desde los cuales se puede disfrutar de una privilegiada vista de algún edificio histórico u otro lugar emblemático y de interés turístico de la ciudad, sin que la vegetación ni ningún otro factor la oculte ni aún en parte. Así, existe en el parque una “Vista Protegida” del London Eye, de la Torre de Natwest, e incluso una de la Catedral de Saint Paul. Esta última se encuentra en el montículo conocido como “del rey Enrique VIII”, donde se ha instalado un catalejo para posibilitar una mayor y más clara visualización.

Richmond Park de Londres, un Edén entre edificios históricos

Sin embargo, posiblemente uno de los más importantes reclamos del Richmond Park de Londres es el hecho de que, pese a tratarse de un parque urbano, tiene una gran relevancia en cuanto a la conservación de la vida salvaje se refiere. De hecho, se trata de una Reserva Natural Nacional. Así, el parque es famoso por los animales que en él habitan, como los gamos y ciervos, de los cuales hay más de 600 ejemplares. Y en él han encontrado su hábitat animales como la ardilla, el conejo o el pájaro carpintero, así como muchos otros, algunos de ellos tan peculiares como el “escarabajo ciervo”, que se caracteriza por ser el insecto de mayor tamaño de Gran Bretaña, y que ha sido el motivo de que el parque fuera también declarado Zona Especial de Área de Conservación para el escarabajo ciervo. Entre el resto de las numerosas especies de animales a los que da cobijo el parque, cabe mencionar también una gran colonia de periquitos.



Otro de los alicientes que el viajero encontrará durante su visita son los edificios históricos que podrá contemplar recorriendo el parque, de entre los cuales 10 están protegidos. Entre ellos destacan el Pembroke Lodge, el Thatched House Lodge o el White Lodge, un atractivo edificio georgiano que aloja actualmente a la Escuela Real de Ballet.

No podemos dejar de mencionar uno de los espacios más carismáticos y visitados del Richmond Park, la Plantación Isabela. Se trata de un vistoso y atractivo jardín en el que abundan los árboles, y que contiene una gran variedad de flores, destacando su colección de azaleas japonesas.

Paseando por los senderos del Richmond Park de Londres encontraremos además rincones con un gran encanto. Tal vez nos llame la atención el gran número de pintores que encontraremos, que buscan en los bellos escenarios de este parque un motivo para plasmar en sus lienzos. También encontraremos en nuestro recorrido un gran número de familias londinenses o grupos de amigos que suelen reunirse en el Richmond para organizar un divertido picnic al aire libre y pasar un agradable día en plena naturaleza sin dejar atrás la ciudad.

Descubre Richmond Park, uno de los pulmones verdes de Londres
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article