Pasaporte cultural Berlin

Descubrimos el busto de Nefertiti, la joya oculta del Neues Museum.

busto de Nefertiti


Berlín es una ciudad apasionante en la que se pueden organizar todo tipo de planes increíbles. Pero quienes estén decididos a indagar en el ámbito más cultural de la urbe, hay un museo y una valiosa joya oculta en su interior que no puedes dejar de descubrir en tu estancia en la capital europea de la cultura: el Museo Nuevo y el busto de Nefertiti. Pero ¿cuál es su historia?, ¿qué tiene de especial este busto?, ¿realmente merece la pena visitarlo? A continuación tendrás la oportunidad de descubrir la respuesta a estas y otras cuestiones fascinantes.

El renovado Neues Museum es actualmente uno de los museos más visitados de Berlín tras su reapertura, una vez finalizadas las obras de reparación de los graves daños sufridos durante la Segunda Guerra Mundial y los posteriores 40 años de abandono de sus estructuras originales, que lo mantuvieron fuera de funcionamiento por más de 70 años.

Si bien el museo cuenta con unos impresionantes testimonios de  Prehistoria e Historia Antigua en general, cabe destacar que la parte más emblemática y destacada de todo el catálogo se encuentra en la sección sobre Egipto, con su museo egipcio, en la que además de una cuantiosa colección de papiros podremos encontrar el busto de Nefertiti que se conserva casi en perfectas condiciones desde que el escultor Tutmose lo esculpiera allá por el 1350 a.C.

Busto de Nefertiti, tres milenios de historia y misterio

Descubierto hace ya más de 100 años,  en 1912, en unas excavaciones realizadas en la ribera del río Nilo, Nefertiti sigue conservando su impactante belleza, haciendo gala del significado de su nombre: “la belleza ha llegado” y aportándonos pistas para la reconstrucción del reinado de su marido, el faraón Akhenatón.

El rostro de esta bella mujer se encuentra coronado por una tiara, y está pulido y policromado con el fin de conseguir un mayor realismo de la figura para cumplir la misión de dejar constancia eterna de la belleza de la reina Nefertiti que, a pesar de faltarle una pupila y parte de los lóbulos de las orejas, se convertiría en el ideal de belleza femenino del Antiguo Egipto al servir como modelo de referencia para otras esculturas y pinturas, y siendo la creación más destacada derivada de los cambios artísticos que comenzaron a producirse a partir del reinado de Amenofis IV.



Nefertiti fue una de las mujeres más poderosas del antiguo Egipto a causa de su matrimonio, pero también a causa de su educación y formación, y fue una de las pocas mujeres en la Historia de Egipto que tuvo la posibilidad de convertirse en faraón por propio derecho, de forma regente, tras la muerte de su marido. Además, el nuevo movimiento religioso impulsado por su marido, consistente en la adoración al sol de una forma abstracta y filosófica, y organizado como un movimiento monoteísta, también supuso una revolución en la religión egipcia, lo cual da aún más relevancia también a la figura de Nefertiti.

En definitiva, el busto de Nefertiti aparece como uno de los grandes reclamos de Berlín para los aficionados a la crónica egipcia y sus maravillas históricas. Por otra parte, no es el único ‘residente’ del Neues Museum, donde convive con el Cráneo de neandertal de Le Moustier, la Mona Lisa de Amarna, el Retrato de la reina Tiy, la Cabeza verde de Berlín, la colección de reliquias troyanas de Heinrich Schliemann o un fragmento de hacha con más de 700 mil años de antigüedad, nada menos.

Y es que el Neues Museum tiene pooco o nada que envidiar a los prestigiosos Louvre de Francia, El Prado de Madrid o el Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

Descubrimos el busto de Nefertiti, la joya oculta del Neues Museum.
5 (100%) 1 vote
Previous ArticleNext Article