Shopping Berlin

Día de ‘shopping’: en el centro comercial KaDeWe de Berlín

centro comercial KaDeWe Berlín


KaDeWe es un acrónimo de Kaufhaus des Westens, el centro comercial más famoso de Alemania, situado en la calle Tauentzienstraße de la ciudad de Berlín. Su nombre, Kaufhaus des Westens, traducido al español, significa “Grandes Almacenes del Oeste”.

Este lugar para ir de compras en Berlín ha alcanzado una gran fama a nivel internacional, situándose a la altura de los considerados como los mejores del mundo, como las Galerías Lafayette Haussmann de París o los Almacenes Harrods de Londres. De hecho, estos últimos son los únicos que superan en extensión al centro comercial KaDeWe Berlín, lo cual lo convierte en el segundo centro comercial más grande del continente europeo.

El centro comercial KaDeWe Berlín fue fundado a principios del pasado siglo, en el año 1907, por Adolf Jandorf. Durante la II Guerra Mundial, el edificio fue arrebatado por los alemanes a su dueño, al ser éste de procedencia judía. Al poco tiempo, en plena II Guerra Mundial, un avión estadounidense se estrelló contra el centro comercial causándole graves daños, lo cual motivó que permaneciera cerrado durante unos pocos años.

Posteriormente fue rehabilitado, volviendo a abrir sus puertas en el mes de julio del año 1950. A partir de entonces, el prestigio del centro comercial no dejó de subir, llegando a convertirse en todo un emblema del país, e incluso a ser considerado todo un símbolo de lo que se llamaba “el milagro alemán”.

Reservar un día, durante nuestro viaje a Berlín, para ir de compras por este atractivo centro comercial es una opción más que acertada. En él encontraremos todo aquello que andamos buscando para nosotros, así como el regalo más adecuado para cada uno de nuestros amigos y familiares. Y no es preciso ni comentar que los aficionados a las compras se van a sentir en el paraíso.

El centro comercial KaDeWe Berlín tiene una extensión de 60.000 m2, y su plantilla de empleados es de unas 2.000 personas. Se calcula que este espacio es visitado a diario por unas 180.000 personas, las cuales pueden escoger entre más de 380.000 artículos distintos, la mayoría de ellos de línea “premium”, que podríamos calificar de objetos situados entre la alta calidad y el lujo.

Aunque en su origen el centro contaba con cinco plantas, actualmente son siete las que podemos recorrer en él. La planta baja está dedicada a los artículos de perfumería y cosmética, existiendo también una zona en la que podemos comprar relojes y joyas.

Existen tres plantas dedicadas por entero a la moda, en las cuales encontraremos primeras marcas, como Dolce&Gabanna. Aquí cabe comentar que es el único almacén de todo el país que tiene un departamento de esta prestigiosa marca.



Además, en los últimos tiempos el centro ha incorporado importantes novedades, como una ampliación realizada en la calle Tauentzienstrasse, en la que se han ubicado un departamento de moda para la mujer, bajo el sello de la arquitecta y diseñadora de origen iraní India Mahdavi, así como una planta de accesorios de moda masculinos, donde se encuentra la mayor zapatería de Europa destinada a los hombres, y que ha sido diseñada por otro prestigioso arquitecto, tratándose en este caso de Rem Koolhaas, de procedencia holandesa.

La sexta planta podemos afirmar, sin ningún temor a equivocarnos, que es la más conocida y popular del centro comercial KaDeWe Berlín. Y también la más tentadora, ya que en ella se ubica la sección de delicatessen, que ofrece especialidades culinarias procedentes de todos los rincones del mundo. En ella encontraremos más de 30 stands con platos dignos de los mejores gourmets, y que son elaborados por una plantilla compuesta por unos 110 cocineros y una cuarentena de reposteros. Su aforo, con capacidad para un millar de comensales, convierte esta planta del centro comercial KaDeWe Berlín en el mayor restaurante de Berlín.

Esta planta se complementa perfectamente con la que se sitúa encima de ella, la última del edificio, en la cual encontraremos un atractivo restaurante tipo buffet, con platos exquisitamente elaborados y en el cual, si hemos de destacar alguna peculiaridad, es el hecho de que no se paga una cantidad fija como en otros locales de este tipo, sino que la comida se paga a peso. Aquí queremos advertir a quienes acuden por primera vez que intenten conseguir una mesa que se ubique junto a alguna ventana, ya que nos permitirá disfrutar mientras comemos de unas espectaculares vistas de la ciudad.

Día de ‘shopping’: en el centro comercial KaDeWe de Berlín
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article