Lugares con encanto Tailandia, Pasaporte cultural Tailandia

Explora la naturaleza tailandesa en el Parque Nacional de Khao Sok

Parque Nacional Khao Sok


El Parque Nacional Khao Sok en Tailandia es el lugar indicado si quieres conocer la belleza natural de Tailandia. Combinando los parajes selváticas y la tranquilidad del lago Cheow Lan, es un sitio único que en los últimos años creció de forma inusitada en su oferta turística. Viajeros de los cuatro puntos cardinales llegan cada año a relajarse y conocer lo más bello y misterioso de la naturaleza tailandesa en un entorno mágico que no deja de sorprender.
La reserva natural de Khao Sok tiene 739 kilómetros cuadrados de extensión. Está ubicada en el sur del país, entre Suratthani y Khao Lak. Se puede dividir en dos grandes partes, una zona de jungla y otra de entorno tranquilo a orilla del lago Cheow Lan. En el lago puedes pasar una noche inolvidable en una cabaña flotante y levantarte para apreciar de madrugada los maravillosos paisajes de la región. Pero ¿qué otras sorpresas nos deparan en el Parque Nacional Khao Sok?

Descubriendo el Parque Nacional Khao Sok

Este parque tiene unas dimensiones colosales, para conocerlo de forma apropiada se necesitan dos o tres días. Hay que tener en cuenta que la flora y fauna de Khao Sok es muy amplia, así que podrás pasar horas vislumbrando macacos, gibones, lagartos y muchos otros animales. También ha flores exóticas como la Rafflesia, conocida como la flor más grande del mundo, y que suele florecer entre enero y febrero en corazón de la selva.
La zona de la jungla es donde encontraremos la mayor parte de dependencias propias del parque. La entrada está a 1,5 kilómetros entre el pueblo de Khao Lak y la ciudad de Suratthani, destino desde el cual parten las embarcaciones a las islas hermanas Koh Samui, Koh Phangan y para practicar submarinismo en Koh Tao.

Qué hacer en el Parque Nacional Khao Sok

Alrededor de la zona de entrada hay hoteles, resorts y cabañas para alojarse. De todas formas, puedes hacer la excursión durante todo el día y siguiendo el río encontrarás el lago y las cabañas flotantes así que también puedes disfrutar de un tipo de alojamiento diferente.
Recorrer la zona de la selva incluye cascadas, senderos y todo tipo de paradores para apreciar la naturaleza de Tailandia en todo su esplendor. Hay mucho para recorrer y en el mapa están bien detallados los diferentes puntos de descanso y panorámicas. Eso sí, hay que caminar, y mucho. Hay piscinas naturales para bañarse y el sonido del ruido siempre nos guía. Al final, el imponente lago con las cabañas flotantes son una recompensa reconfortante para dejarse llevar por la magia natural del Parque Nacional Khao Sok.



Previous ArticleNext Article