Edificios emblemáticos Paris, Pasaporte cultural Paris

Exploramos la Iglesia Santa Genoveva, un templo de visita obligada en París

Iglesia Santa Genoveva París


En el Distrito V de la Ciudad de la Luz se yergue uno de sus principales monumentos, la Iglesia Santa Genoveva París. Más conocida con la sencilla denominación de Panteón, que por otra parte es la oficial, este templo ha sabido convertirse en uno de los emblemas de la arquitectura y la historia de Francia, fuertemente ligado al periodo revolucionario, por ser el lugar de descanso de Robespierre, Rousseau y otros héroes de la época. ¿Quieres descubrir todos los grandes secretos y pequeñas curiosidades de esta joya arquitectónica?

Primeramente debemos aclarar que la Iglesia Santa Genoveva París nunca llegó a consagrarse como tal, de manera que debemos referirla como Panteón, y no para los dioses sino para los héroes revolucionarios, pues tal es la denominación que recibió a raíz del periodo que siguió a la Toma de la Bastilla.

Contrariamente a lo que pueda pensarse, este panteón fue el monumento más importante de su tiempo en la Ciudad de la Luz, donde únicamente la Catedral de Notre Dame le aventajaba en antigüedad. Además, se enorgullece de ser la primera edificación posterior a la Revolución Francesa, aunque como descubriremos en los siguientes párrafos, esta afirmación no es del todo cierta.

Emplazada en el corazón del Barrio Latino, así denominado por la abundancia de estudiantes de esta lengua, el Panteón es obra de Jacques Germain Soufflot, quien trabajó intensamente sobre su arquitectura entre 1764 y 1790. Como probablemente hayas notado, esta construcción tiene semejanzas más que sospechosas con el Panteón de Agripa en Roma, en el cual se inspira a todas luces. Sin embargo, la presencia de una cúpula monumental y otros elementos arquitectónicos le aportan un sello de identidad único e inconfundible , donde la elegancia, la sencillez y la grandilocuencia se dan la mano, como es habitual en el neoclasicismo.

Dada la tardanza de su construcción, fue Jean Baptiste Rondelet el responsable de finalizar la construcción que debía convertirse en la iglesia más importante dedicada a Santa Genoveva, pero que sorpresivamente acabó convertida en un símbolo del laicismo revolucionario.



¿Panteón o Iglesia Santa Genoveva París?

La historia de la Iglesia Santa Genoveva París es precisamente la de un templo que nunca llegó a consagrarse como iglesia, como consecuencia de un curioso azar del destino. Sería el rey Luis XV quien ordenaría construir una espléndida iglesia en el lugar que por entonces ocupaba la Abadía de Santa Genoveva, patrona de la capital parisina. Y tenía para para ello una poderosa razón: su palabra. Cuando en 1764 cayó gravemente enfermo, prometió la edificación de esta iglesia si por la gracia de Dios lograba sanarse, como sucedió finalmente.

Sin embargo, la fortuna no acompañó a esta iglesia, el estallido de la Revolución Francesa marcó los compases finales de su construcción, que finalmente afectarían a su consagración, pues el estado laicista que surgió no vio con buenos ojos que el templo se dedicada a Santa Genoveva, siendo finalmente bautizado como lo conocemos, el Panteón. Pero no un panteón cualquiera, sino uno revolucionario, consagrado a las figuras que habían restaurado la libertad en Francia.

Como no podía ser de otra manera, este edificio sólo podía ser el ‘hogar’ de figuras ilustres, no sólo pertenecientes al periodo revolucionario. Voltaire, Rousseau, Robespierre, Émile Zola, Victor Hugo, Jean Moulin o Jean Monnet, sin olvidar a Marie Curie, Alejandro Dumas u otros nombre más actuales, como Germaine Tillion o Jean Zay y Pierre Brossolette, entre otros muchos.

Así las cosas, son muchas las razones de peso para dejarse caer por la mal llamada Iglesia Santa Genoveva París, aunque su esencia y músculo arquitectónicos bien puedan ser considerados propios de un edificio de estas características.

Exploramos la Iglesia Santa Genoveva, un templo de visita obligada en París
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article