Edificios emblemáticos Roma, Pasaporte cultural Roma

Explora la Iglesia Trinità dei Monti, uno de los espacios sagrados de Roma

Iglesia Trinita dei Monti Roma


Después de la Basílica de San Pedro con su espectacular cúpula, la Iglesia de Trinità dei Monti es el templo más famoso de la capital italiana. La principal razón de que todo el mundo la conozca es su ubicación privilegiada en el centro de la ciudad, coronando la parte superior de la icónica escalinata de la Plaza de España. Como descubriremos a continuación, hay mucho que ver, mucho que explorar y muchísimo que admirar en la Iglesia Trinita dei Monti Roma, uno de esos templos que sorprenden a todos sus visitándoles, dejándoles un regusto muy agradable.

La Iglesia Trinita dei Monti Roma es uno de los paisajes urbanos más bellos y animados de la Ciudad Eterna, fotografiado millones de veces, lleno de flores y rodeado de vías comerciales como Via Condotti. Un rincón de la capital italiana donde siempre reina una magnífica atmósfera. Si estás planeando hacer una escapada a la Ciudad Eterna, las siguientes líneas son de lectura obligada.

Breve historia de la Iglesia Trinita dei Monti Roma

Fue Carlos VIII, rey de Francia, quien ordenó la construcción de esta iglesia justo cuando en toda Italia se vivía la transición artística desde el Gótico al Renacimiento. Trinità dei Monti, erigida entre 1502 y 1519, es un reflejo fiel de esta etapa de la historia del arquitectura.

En sus orígenes, la iglesia se levantaba en lo alto de una colina, el Monte Pincio, totalmente incomunicada del resto de la ciudad. Hubo que esperar casi un siglo para que se añadieran a la fachada los dos campanarios de estilo renacentista que hoy vemos, obra de los arquitectos Giacomo della Porta y Domenico Fontana.

La famosa escalinata, que forma indisoluble parte de la postal clásica de Trinità dei Monti, se construyó en 1725 para celebrar la unión entre los reinos de Francia y España después de la Guerra de Sucesión: la escalinata conecta la antigua embajada española en la ciudad con la “iglesia francesa” de Trinità dei Monti.

Unas décadas más tarde el Papa Pío VI mandó levantar el Obelisco Salustiano justo en frente de la fachada de la iglesia, un elemento urbanístico más que se suma al conjunto singular formado por la Plaza de España y Trinità dei Monti.

El vínculo de este edificio con sus fundadores sigue aún hoy muy vivo: de los dos relojes que hay en los campanarios, uno señala hora de Roma y el otro la de París. Además, la Iglesia Trinita dei Monti Roma pertenece a los Establecimientos Piadosos de Francia en Roma, mientras que su gestión y mantenimiento corresponden al Estado Francés.



Visita al interior de la Iglesia Trinita dei Monti Roma

Merece la pena adentrarse en el interior de uno de los recintos sagrados más importantes de la capital italiana, admirar su arquitectura y los tesoros que se conservan en su interior, donde a pesar de los turistas reina una atmósfera de solemnidad y misticismo. Pero ¿cómo está constituida la Iglesia Trinita dei Monti Roma?

Una única nave dividida en dos partes por una gran reja de hierro distribuye el recinto de la iglesia en dos espacios: la parte más cercana a la puerta, abierta para fieles y visitantes, y la parte más cercana al presbiterio, donde se guardan numerosas obras de arte.

A ambos lados del altar, realzado por columnas, se alinean las capillas en las que se exhiben magníficos frescos y retablos renacentistas de incalculable valor, así como algunas otras obras posteriores. Hay que señalar que, debido al derrumbe de una de las bóvedas a mediados del siglo XIX, parte de los tesoros originales que se guardaban aquí fueron trasladadas a museos extranjeros como la National Gallery y el Victoria & Albert Museum de Londres o el Museo del Prado de Madrid, donde se exhiben en la actualidad.

Así pues, la Iglesia Trinita dei Monti Roma es una parada obligada no sólo para los fieles, sino para todos aquellos que deseen admirar la historia, cultura y belleza arquitectónica de Italia. Está abierta al público de forma gratuita de martes a domingo de 6:30 a 20:00 horas y los jueves de 6:30 a 24:00 horas. Los lunes, en cambio, permanece cerrada.

Explora la Iglesia Trinità dei Monti, uno de los espacios sagrados de Roma
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article