Pasaporte cultural Australia

Isla Fraser, un Edén en Australia que debes conocer



¿Estás de paso por Australia y te gustaría explorar la Isla Fraser? Indudablemente esta es una de las islas más inusuales del mundo y una de las más grandes además, con 123 kilómetros de largo y 22 kilómetros de ancho. ¡No te pierdas todos sus secretos en las siguientes líneas!

Pocos paraísos isleños pueden competir con la Isla Fraser. En sus dunas de arena crecen bosques a más de 200 metros, lo que otorga a su paisaje una pincelada indómita y cautivadora. También posee un gran número de lagos, formados cuando las depresiones en las dunas se llenan permanentemente de agua de lluvia.

Hogar de innumerables poblaciones de dingos, la Isla Fraser también es un lugar perfecto para ver ballenas jorobadas. Dispone de paisajes magníficos, con sensacionales lugares para nadar y emocionantes pistas 4WD, no siendo ninguna sorpresa que el área haya sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y es que Fraser es una isla especial en todos los sentidos, pero ¿cuánto sabes de ella?

¿Qué es la Isla Fraser y por qué debes visitarla?

La Isla Fraser se encuentra frente a la costa de Queensland, a unos 300 km al norte de Brisbane, la capital de Queensland, siendo por muchos considerada como la isla de arena más grande del planeta. Gracias a su entorno natural único, ha sido durante muchos años un lugar ideal para la investigación científica y no digamos para el ecoturismo, que reconoce en este lugar uno de sus escenarios predilectos.

Pero ¿qué es exactamente la Isla Fraser? Puede definirse como un complejo ecosistema de dunas de arena y lagos, con bosques subtropicales que crecen únicamente sobre arena y que contiene (atención al dato) la mitad de los lagos del mundo. Por todo ello, fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en 1992, en reconocimiento al valor de algunos de los tesoros mencionados.

En consecuencia, no debe extrañarnos que esta isla sea visitada por cerca de 500 mil personas al año, disponiendo específicamente para este público de paseos marítimos y senderos marcados para evitar que se desorienten. No obstante, y a pesar del impulso económico que proporciona el sector turístico, los visitantes ha causado más daño que bien.

¿Cuál es la historia detrás de la Isla Fraser?

El pasado histórico de la Isla Fraser es fascinante y da comienzo cuando los indígenas Butchulla habitaron la isla durante 6.000-8.000 años antes de la llegada de los colonos europeos. Por entonces, era llamada ‘K’gari’, que bien puede traducirse como Eden.



Fue el capitán James Cook quien avistó la isla en 1770, pero fue durante el siglo XIX cuando los europeos la nombraron Isla Fraser en honor a Eliza Fraser, quien por desgracia naufragó en sus costas en 1836. En tiempos más recientes, la Isla Fraser fue utilizada para la extracción de arena y la tala de árboles, un ‘saqueo’ que comenzó en 1863 y terminó felizmente en 1991, a pesar de que la extracción de la arena de sus playas no se detuvo por completo hasta 1976, cuando el Tribunal Superior de Australia comenzó a proteger el área, después de las presiones ejercidas por ecologistas.

De hecho, los grupos de conservación ejercieron una influencia determinante en la preservación del lugar y sus ecosistemas, impulsando la creación del Parque Nacional de la Isla Fraser.

Top cosas que hacer en la Isla Fraser

Con una superficie aproximada de 184 mil hectáreas, Isla Fraser se enorgullece de ser una de las islas con mayores dimensiones del mundo, y como no podía ser de otra manera, en su territorio podemos encontrar una y mil formas de diversión, como por ejemplo el Fraser Island Research and Learning Centre (Centro de Investigación y Aprendizaje de Isla Fraser) en Dilli Village.

Eli Creek, por su parte, es otra de las grandes atracciones de la Isla Fraser, con un paseo marítimo y un arroyo de agua dulce ubicado en el lado noreste de la isla, con una salida de 80 millones de litros de agua al día. Y si te cansas de la playa, debes saber que esta isla tiene más de cien lagos, siendo el de Boomanjin el lago más grande de su tipo, con 200 hectáreas de superficie.

Igualmente destaca Wanggoolba Creek, un campo de tala de árboles que una vez fue ocupado y que ahora es una base de guardabosques y un pintoresco lugar para acampar y disfrutar de un romántico picnic al aire libre. Dispone de un paseo marítimo que desciende a la selva tropical, alrededor del cual es posible avistar a diversos animales y plantas.

Desde luego, la Isla Fraser es una caja de sorpresas en todos los sentidos. Si quieres disfrutar de la exótica naturaleza australiana y vivir unas plácidas vacaciones lejos del mundanal ruido, tienes una cita obligada con esta joya isleña.

Isla Fraser, un Edén en Australia que debes conocer
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article