Edificios emblemáticos Tailandia, Lugares con encanto Tailandia, Pasaporte cultural Tailandia

Historia, tradición y aventura en un paraíso llamado Kanchanaburi

Kanchanaburi


Vale la pena soportar dos horas de autobús desde Bangkok para poder visitar la ciudad de Kanchanaburi, situada en la confluencia de dos ríos, el Kwai Noi y el Kwai Yai. Allí nos espera un destino lleno de historia y encanto, rodeado de espectaculares parajes naturales que invitan a ser explorados.

Dos ejes delimitan todos los puntos de interés de Kanchanaburi: por un lado el río (¡sí, el legendario río Kwai!) y por otro la avenida principal de la ciudad, Thanon Saeng Chuto. Todos los días, grupos de turistas y excursionistas cruzan de una orilla a otra por el famoso puente, hoy convertido en símbolo de las atrocidades cometidas por los invasores japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, toda esta región está poblada de museos de guerra, como el de Chungkai, y cementerios, algunos realmente conmovedores.

Como en el resto del país, no faltan en Kanchanaburi una serie de bellos templos como el de Wat Tham Khao Poon, situado en el interior de una cueva, o los templos gemelos de Wat Tham Sua y Wat Tham Khao Noi.

Entre los muchos tesoros naturales que adornan la región de Kanchanaburi destacan las impresionantes Cataratas de Erawan y el Parque Nacional de Than Lot. También en estos verdes valles y bosques tropicales se esconden maravillas ocultas como las ruinas de los templos Khmer de Prasat Muang Singh, de modo similar a otros como el Parque Nacional de Khao Yai.

El Puente sobre el río Kwai

Pero indudablemente es el poderoso reclamo del famoso puente lo que atrae hasta Kanchanaburi a la mayoría de los turistas, especialmente en noviembre, cuando se celebra un emotivo festival que conmemora el primer bombardeo aliado del puente el 28 de noviembre de 1944. Durante estos días la ciudad se llena de visitantes y es difícil encontrar alojamiento.



Lo cierto es que algunos viajeros se sienten un poco decepcionados porque esperan encontrar algo más que un simple puente con arcos de acero, nada fuera de lo común. Sin duda, pesa mucho la imagen que nos ha transmitido a todos la famosa película dirigida por David Lean en 1957, que en realidad no fue filmada aquí, sino en Sri Lanka.

Y sin embargo, viajar a Kanchanaburi y no visitar el puente sería imperdonable. Los locales lo saben y por eso el lugar está lleno de puestos de comida callejera y de vendedores ambulantes. La estructura, reconstruida tras la guerra, sigue siendo usada por el ferrocarril que conecta Tailandia y la vecina Myanmar.

Historia, tradición y aventura en un paraíso llamado Kanchanaburi
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article