Pasaporte cultural Londres

Kensington Gardens: descubre la historia que se oculta tras la estatua de Peter Pan

Kensington Gardens


Kensington Gardens es el lugar ideal para visitar en Londres para concederse un respiro y dar un paseo rodeado de naturaleza y de bellos rincones, en un entorno privilegiado donde se respira la paz, que nos ayudará a olvidar la inmensa y bulliciosa ciudad que envuelven a estos jardines. Y si además buscas a Peter Pan en Kensington Gardens, no quedarás decepcionado. ¿Te gustaría saber por qué?
Kensington Gardens son unos preciosos jardines pertenecientes, como podemos deducir por su nombre, al Palacio de Kensington. Los jardines lindan con Hyde Park. De hecho, el rey Guillermo III compró, a finales del siglo XVII, un pequeño trozo de este famoso parque, en el que había un antiguo caserón conocido con el nombre de Nottingham House, con el objetivo de construir allí tanto el palacio como los jardines de Kensington.

En el año 1841 los jardines fueron convertidos en públicos, una zona verde en la que todos pueden pasear, y que encierra algunos puntos de interés, entre ellos, además del ya citado Palacio de Kensington, la fuente en memoria de la princesa Diana de Gales o un antiguo y atractivo invernadero, donde los londinenses acuden a tomar un “auténtico té inglés”, y que es conocido con el nombre de Orangery.

Pero también encontraremos al mismísimo Peter Pan en Kensington Gardens. Sí, has leído bien. A Peter Pan, el intrépido protagonista adaptado a la gran pantalla por Walt Disney. Esta obra que guarda una bonita historia que vale la pena conocer. Pero antes deberemos hablar de J.M. Barrie, un escritor escocés que fue el creador de este héroe y del País de Nunca Jamás, el niño que no quería crecer y que todos conocemos.

Barrie residió durante un tiempo en Londres, y solía pasear tanto por Hyde Park como por Kensington Gardens. Se hizo amigo de una pareja, los Llewelyn Davies, que tenían cinco hijos, a los que el escritor solía contemplar mientras jugaban en estos jardines. El juego de estos pequeños, y este encantador lugar, fueron los que inspiraron a Barrie para crear la historia de Peter Pan, que tanta fama le otorgó.

El misterio de Peter Pan en Kensington Gardens

La estatua, según se dice, se encuentra colocada en el punto exacto de los jardines en que Peter Pan aparece en la primera versión de la historia. Pero lo más curioso es que fue colocada en este lugar durante una noche, con un secretismo total, y quien la colocó fue el propio escritor, al que se le había denegado el permiso para ello.



Este hecho ocurrió el día 1 de mayo del año 1912, una jornada en la cual el periódico The Times publicaba además una carta del propio Barrie en la que comunicaba a todos los niños y niñas que si iban a Kensington Gardens iban a encontrar allí una bonita sorpresa, que no era otra que la estatua. Con ello, el escritor evitó que la estatua fuera quitada del lugar en la que estaba, donde permanece aún hoy en día.

J.M. Barrie, que hizo posible esta bonita historia, fue, sin duda, un hombre comprometido con sus semejantes, ya que a lo largo de su vida fueron muchas las cosas que hizo pensando en los demás. Sin ir más lejos, cuando los cinco niños de la familia Llewelyn Davies quedaron huérfanos al morir sus padres de manera prematura, el escritor los adoptó y se hizo cargo de ellos sin pensarlo dos veces.

También cabe comentar que, en el año 1929, Barrie cedió todos los derechos del personaje de Peter Pan a un hospital infantil de la capital londinense, el Great Ormond Street Hospital, que desde entonces es propietario de todos los beneficios económicos que este personaje genera, ya sea con películas, vídeos, muñecos, teatro, camisetas y otros productos, que hay que tener en cuenta que no es poco.

Si queremos visitar a Peter Pan en Kensington Gardens utilizando el transporte público deberemos bajar en la estación de High Street Kensington, en las líneas District o Circle, o en la estación de Queensway, en la línea Central. Para ir en autobús podemos coger una de estas líneas: 9, 10, 49, 52, 70, 94, 148, 390 ó 452. Los jardines se encuentran abiertos cada día desde las 6’00 de la mañana hasta el atardecer.

Cerca de ellos podemos visitar algunos importantes museos de la capital londinense, como el Museo de la Ciencia, el Victoria and Albert Museum o el Museo de la Historia Natural de Londres, todos ellos a poco más de 1 kilómetro de distancia.

Kensington Gardens: descubre la historia que se oculta tras la estatua de Peter Pan
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article