Edificios emblemáticos Paris, Pasaporte cultural Paris

¿Qué es La Concierge de París y por qué debes visitarla?

Concierge París


A pesar de haberse ganado la denominación de Ciudad de la Luz, en París hay muchísimos grises que rara vez encabezan las portadas de las guías turísticas. Francia, como la mayoría de los países europeos, tiene una historia agitada donde abundan la guerra, el dolor y la muerte. En este último caso entró en juego la guillotina, la horrible pena capital ideada por Joseph Ignace Guillotin, que era el destino final de muchos de los ‘huéspedes’ de La Concierge París (o La Conciergerie, siendo correctos). ¿Te gustaría conocer a fondo la oscura prisión donde María Antonieta y otros ilustres estuvieron cautivos?

La llamada Isla de la Cité, sede de numerosos atractivos parisinos, es el hogar de una de las prisiones más tenebrosas de Francia. Hablamos, claro está, de La Concierge París, un palacio que sirvió de residencia a la aristocracia gala, aunque tras su abandono a finales del siglo XIV, la opulencia y suntuosidad de la realeza cedieron su ‘trono’ a la miseria y opresión de un nuevo formato: la prisión de Estado primero y de la Revolución Francesa después.

De hecho, no siempre fue conocida por esta denominación, que se deriva de la casa donde residía el conserje, la conserjería, que en francés terminaría bautizando a este terrible edificio, cuya ampliación fue obra de Jean-Nicolas Huyot.

Explorando La Conciergerie por dentro

Como venimos avisando, La Concierge París no siempre fue una institución carcelaria. Antes de 1392, era uno de los muchos símbolos de la monarquía francesa. Sin embargo, el traslado de Felipe IV y su familia al actual museo del Louvre impulsó la remodelación de las torres del edificio, reconvirtiéndolas en la que sería la prisión más longevas y cruentas de la capital francesa, con el permiso de la Bastilla.

De acuerdo a las estimaciones más precisas, 2.700 personas (hombres y mujeres de todas las clases sociales) fueron encarcelados en La Conciergerie, edificio que hoy recibe miles de visitas anuales. Y es que no son pocos los que se adentran en sus estancias para contemplar el mobiliario, enseres y sobría decoración en muchos casos. Algunas celdas muestran un claro contraste en cuanto a equipamientos y calidad, lo que demuestra que los privilegios de las clases altas podían prolongarse hasta su cautividad.



Como anécdota, debemos señalar que María Antonieta de Austria fue una de las prisioneras más selectas de La Conciergerie. La apodada Madame Déficit, por sus muchos derroches y el supuesto desprecio que sentía hacia las bajas clases sociales, dispuso de un calabozo, que hoy todos pueden ‘darse el lujo’ de visitar y contemplar como debía ser su día a día en este lugar, antes de su desafortunado final en la guillotina. Pero María Antonieta no fue la única que aguardó su final entre estas paredes: también Luís XVI, la revolucionaria Charlotte Corday o el protagonista del Terror, Maximilien Robespierre, corrieron su misma suerte.

Aunque París atesora otros lugares de interés mucho más agradable, los entusiastas de este tipo de atracciones pueden visitarla cualquier día de la semana entre las 9 y media de la mañana y las 6 de la tarde por el precio de 8,50 euros. Asimismo, dista a poca distancia el Sainte Chapelle, la Catedral de Notre Dame, el Museo Cluny o el Barrio Latino de París.

De forma adicional, merece la pena recordar que la mal llamada Concierge París se ubica en el 1er arrondissement (distrito), lo que significa que goza de una ubicación excepcional. De ahí que buscar alojamiento en sus inmediaciones pueda ser una buena idea. De esta forma, la Torre Eiffel, el Louvre o el Palacio de las Tullerías quedarán a pocos minutos.

¿Qué es La Concierge de París y por qué debes visitarla?
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article