Pasaporte cultural EEUU

Lo que debes saber para hacer un viaje a Yellowstone



¿Sabías que Yellowstone fue el primer parque nacional del mundo? Con más de 3 millones de visitantes anuales, esta emblemática reserva natural de Wyoming, Montana y parte de Idaho se jacta de ser la mayor atracción turística para los amantes de la naturaleza. Si estás pensando en visitarla y no sabes nada acerca de este parque, las siguientes líneas te serán de gran utilidad.

Realizar un viaje a Yellowstone es una aventura soñada por muchos, pero realizada por solo unos pocos privilegiados. Este icónico parque de 8.991 km² de superficie cuenta con una de las mayores concentraciones de géiseres, lagos, ríos, montañas, cañones y especies tan sugerentes como el oso pardo, el ciervo o el lobo.

Considerando todo lo que puede ofrecer, los precios de acceso son muy asequibles: 15 dólares por persona, 30 dólares con vehículos y 25$ con bicicleta o ciclomotor. No obstante, los precios oscilan en función de la temporada. Y a propósito, ¿cuál es la mejor época para descubrir los tesoros naturales de este parque?

¿Cuál es la mejor época para hacer un viaje a Yellowstone?

En líneas generales, los meses idóneos para hacer un viaje a Yellowstone se extienden entre abril y mayo y entre septiembre y noviembre. Gracias al clima templado y la baja masificación de estos meses, son ideales para explorar este parque y disfrutar más y mejor de sus atractivos. No obstante, este destino experimenta drásticos cambios de temperatura durante el invierno, con temperaturas que van desde los bajo cero hasta los 30 grados, nada menos.

El clima primaveral en Yellowstone puede ser impredecible, igualmente. Las temperaturas promedio pueden fluctuar de forma considerable. Además, se debe tener en cuenta que buena parte de los senderos del parque no comienzan a abrirse al público hasta el tercer viernes de abril.

Entre julio y agosto, todas las instalaciones del parque están abiertas y la masificación es notable. En parte, esto es debido a que los pueblos circundantes albergan una gran variedad de eventos, lo que enriquece notablemente esta experiencia.

¿Qué visitar durante tu viaje a Yellowstone?

Una de las grandes atracciones de Yellowstone es el Old Faithful, el géiser más famoso del mundo, que constituye una visita obligada. Aunque no es el géiser más grande, sus erupciones pueden superar los 30 metros de altura. Hay varias maneras de ver el poder del Old Faithful: unirse a las hordas de turistas que se reúnen alrededor del perímetro o encontrar un lugar menos agitado en el Old Faithful Inn, un comedor-restaurante ubicado en sus inmediaciones.

Otra de las maravillas que no puedes perderte durante tu viaje a Yellowstone es el Grand Canyon. Formado a lo largo de miles de años de erosión causada por el viento, el agua y otras fuerzas naturales, este cañón se enorgullece de ser uno de los lugares de excursión más populares del parque, con unos 32 kilómetros de longitud y casi un kilómetro de ancho. Sus acantilados de color terracota serpentean a lo largo de más de 900 kilómetros a través de Wyoming, Montana y Dakota del Norte.



El Yellowstone Lake no tiene nada que envidiar a las anteriores atracciones. Descubierto por los exploradores Lewis y Clark a principios de 1800, este lago es un destino muy popular entre los pescadores y amantes de los deportes outdoor. Durante el invierno, muchos animales (como bisontes y osos pardos) recorren sus orillas en busca de alimento. Pero la mayor parte del lago se congela a principios de diciembre, llegando a permanecer así hasta principios de junio.

Otro de los mejores lugares para echar un vistazo a la fascinante vida salvaje de Yellowstone es Hayden Valley. Este exuberante valle al norte de Yellowstone Lake es un punto de encuentro para bisontes, alces, coyotes y osos grizzly. Puedes obtener una panorámica de ensueño de este valle desde Grand Loop Road. Los excursionistas deben revisar los dos senderos del área: el Hayden Valley Trail, que corre paralelo al río Yellowstone, y el Mary Mountain Trail, que bordea norte del valle.

Pero un viaje a Yellowstone estaría incompleto sin la visita al Mammoth Hot Springs. Famosa por sus terrazas naturales, formadas durante siglos por efecto del agua caliente que burbujea desde el suelo y deposita carbonato de calcio en la superficie, esta maravilla de la naturaleza te pedirá a gritos una fotografía, por la insólita belleza de las esculturas que el tiempo ha trazado en la roca desnuda.

Desde luego, parece claro que hacer un viaje a Yellowstone es una apuesta segura de diversión en todos los sentidos. Para complementar esta aventura, te recomendamos incluir en tu itinerario otras joyas naturales, como Lamar Valley, el Norris Geyser Basin, el Grizzly & Wolf Discovery Center o el Grand Prismatic Spring. ¡No te decepcionarán!

Lo que debes saber para hacer un viaje a Yellowstone
5 (100%) 1 vote
Previous ArticleNext Article