Pasaporte cultural Portugal

Lo que nadie te contará sobre un viaje a Lisboa



¿Estás planenado un viaje a Lisboa, pero no sabes qué vas a encontrarte? Este país se enorgullece de ser el ojito de derecho (o uno de ellos) del turismo internacional, y por ello unas 20 millones de personas la visitan año tras año. Si quieres evitar sorpresas inesperadas, en las siguientes líneas descubrir algunas de las mejores recomendaciones para disfrutar al máximo de este destino.

Aspectos como el clima, el alojamiento, el transporte público o el nivel de vida pueden ser un misterio para aquellos que no conozcan nada acerca de Portugal, país que en 2017 fue elegido Mejor Destino Turístico del Año por la prestigiosa World Travel Awards. A continuación encontrarás una selección de consejos que te serán de gran utilidad durante tu viaje a Lisboa. ¡No te los puedes perder!

6 recomendaciones para tu viaje a Lisboa

Ojo al clima lisboano: veranos cálidos, fríos inviernos

El clima en Lisboa es bastante moderado, con veranos cálidos e inviernos más fríos y húmedos. Entre junio y agosto, las temperaturas oscilan entre los 25 y los 30 grados, mientras que las temperaturas diurnas entre diciembre y febrero se encuentran en torno a los 13 grados, siendo una de las épocas más húmedas del año. Sin lugar a dudas, Primavera y otoño son periodos excelentes para el turismo, con unas temperaturas muy agradables y una baja masificación de visitantes.

Alojamiento, para todos los gustos y bolsillos

Lisboa tiene una amplia gama de alojamientos: desde hostales económicos hasta hoteles boutique y de lujo, pudiendo alquilar un apartamento por tiempo limitado, si bien el coste puede llegar a dispararse en algunos casos. Por otra parte, Lisboa dispone de servicios como Airbnb, que pueden ser una buena alternativa al tradicional alquiler a largo plazo.

La flor y nata de Lisboa, también en el sector hotelero, encuentra su sitio en el centro histórico, concretamente en Baixa y Chiado, con bellos edificios flanqueados por las plazas de Rossio, Figueira y la gran Praça do Comércio, frente al río. Para los más románticos, el barrio de Alfama es una buena zona para buscar alojamiento, mientras que los turistas amantes del ocio o del shopping acertarán al buscar en la Avenida da Liberdade y en Bairro Alto. Sin lugar a dudas, uno de los mejores consejos que puedes recibir antes de hacer un viaje a Lisboa.

Transporte público y la tarjeta VivaViagem

El transporte público en Lisboa es excelente, pero no tan bueno como otras capitales europeas, a decir verdad. No obstante, la capital portuguesa comparten con Roma, Barcelona y otros grandes centros urbanos la existentes de tarjetas turísticas, como VivaViagem, que ofrece tarifas con descuento, siendo válida para tomar tranvías, autobuses, trenes y el metro.



Asimismo, Lisboa dispone de cientos de taxis, divertidos tuk-tuks y servicios de Uber, aunque el Metro es el medio de transporte más utilizado para desplazamientos relámpago.

Portugal es muy asequible

Otra de las cosas que rara vez se mencionan sobre hacer un viaje a Lisboa es la asequibilidad de este destino, tanto en lo referente al alojamiento como a la comida. ¡Almorzar y cenar fuera es realmente barato! Los costes promedio de una comida en un restaurante económico ronda los 7-10 euros para una persona y los 35 euros para dos; un cappuccino tiene un coste de 1-1.5 euros, mientras que una habitación básica de hotel para dos personas puede conseguirse desde 30 euros.

Prueba los tranvías de Lisboa

Quizás ninguna otra imagen esté más asociada con Lisboa que los icónicos tranvías amarillos que recorren sus empinadas calles adoquinadas. Este medio de transporte público es una excelente forma de recorrer cortas y medias distancia dentro del entramado urbano de Lisboa. Ni qué decir tiene que, además de prácticos, los tranvías pueden ser muy románticos y bohemios.

No intentes hablar español

Españoles y portugueses comparten una peculiaridad: ambos creen que serán entendidos en sus respectos idiomas, dado que las similitudes entre el portugués y el castellano son notables, ¿verdad? No prestes demasiada atención a esta creencia, que caerá con todo su peso durante el primer día. Además de aprender los vocablos básicos de este idioma, como obrigado, adeus y boa noite, es aconsejable anotar preguntas y fórmulas que nos ayuden a salir de situaciones de apuro, como el desconocimiento de la ubicación de una calle o lugar.

Gracias a estas recomendaciones, podrás disfrutar más y mejor de tu viaje a Lisboa, sin las molestias y complicaciones que suelen ocurrirle a quienes visitan por primera vez esta mágica ciudad. Boa viagem!

Lo que nadie te contará sobre un viaje a Lisboa
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article