Edificios emblemáticos Berlin, Pasaporte cultural Berlin

Monumento Soviético de Tiergarten, un pedacito de historia viva

Monumento Soviético de Tiergarten


De los muchos monumentos soviéticos que todavía pueden verse en Berlín, vestigios de una época casi olvidada, aunque no tan lejana en el tiempo, hay uno que destaca por encima del resto por su significado y su espectacularidad. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del Monumento Soviético de Tiergarten. ¿Te gustaría conocer todas y cada una de sus particularidades?

El monumento se encuentra en el Tiergarten, el gran parque público que da nombre al barrio situado al oeste de Mitte, junto a Straße des 17. Juni (la calle 17 de junio). A diferencia de muchas otras atracciones de Berlín que hacen referencia a la Guerra Fría, como por ejemplo el famoso y muy turístico Checkpoint Charlie, este monumento resulta menos artificioso y sí cuenta con un valor histórico muy destacado.

El Monumento Soviético de Tiergarten fue construido en 1945, a pocos meses de la toma de la ciudad por parte del Ejército Rojo. Las más antiguas fotografías que se conservan de él muestran el monumento levantado en mitad de un mar de escombros y árboles arrancados por la violencia de los bombardeos y los incendios que arrasaron la capital alemana durante los últimos días del conflicto.  Su aspecto hoy es muy distinto: rodeado por los jardines y las frondosas arboledas del parque.

Un monumento soviético en el Berlín occidental

Curiosamente, el monumento fue erigido en Berlín Occidental, en el sector controlado por los británicos. En ese momento, con las hogueras de la guerra aún no extinguidas por completo, las potencias aliadas estuvieron de acuerdo e incluso en los momentos más tensos de la posterior Guerra Fría, se permitió que una guarnición de guardias de honor soviéticos vigilaran el monumento, que en realidad estaba situado al otro lado del Muro.

El monumento fue construido con las piedras de la Cancillería del Reich, que había sido completamente destruida. Su estilo es el clásico de los monumentos soviéticos, con una estética y una estructura muy reconocibles: una stoa (galería columnada) curvada coronada por una gran estatua que representa a un soldado soviético. La estructura fue diseñada por el arquitecto Mikhail Gorvits, mientras que la estatua es obra de los escultores Vladimir Tsigal y Lev Kerbel.



A ambos lados del Monumento Soviético de Tiergarten hay dos piezas de artillería del Ejército Rojo y dos tanques soviéticos T-34, auténticas reliquias del tiempo de la guerra.  Justo detrás del monumento hay un pequeño museo donde se exhiben fotografías que muestran el proceso de construcción del monumento. Una inscripción de gran tamaño en ruso, escrita en  caracteres cirílicos con letras doradas, proclama: “Gloria eterna a los héroes que cayeron en batalla contra los invasores fascistas alemanes por la libertad y la independencia de la Unión Soviética”. Los soviéticos construyeron la estatua con el brazo del soldado en una posición para simbolizar la caída del Ejército Rojo del estado alemán nazi.

Entre el recuerdo y la polémica

El monumento sigue siendo usado como lugar de conmemoración para comunistas alemanes y nostálgicos de la Alemania del Este. Cada 8 de mayo, el ”día de la Victoria”,  se celebran ceremonias de recuerdo y se depositan coronas de flores a sus pies.

Sin embargo, muchos berlineses han rechazado históricamente la presencia de este monumento en el centro de su ciudad. Considerado por algunos como una provocación comunista en suelo occidental, en su día recibió apodos tan poco amables como la “tumba del violador desconocido”, en referencia a las atrocidades cometidas por los soldados soviéticos contra la población civil, y ha sido objeto de pintadas y diferentes actos de vandalismo incluso después de la Caída del Muro y la reunificación de Alemania.

Polémicas aparte, el Monumento Soviético de Tiergarten es sobre todo una atracción turística muy popular. Un panel informativo en inglés, alemán y ruso explica a los visitantes que bajo el monumento descansan los cuerpos de más de 2.000 soldados soviéticos caídos durante la última batalla por Berlín. Desde la explanada donde se sitúa el memorial podemos admirar las cercanas siluetas del Reichstag y la Puerta de Brandeburgo, los grandes símbolos de la ciudad.

Monumento Soviético de Tiergarten, un pedacito de historia viva
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article