Pasaporte cultural Madrid

Museo Cerralbo descubre la pintura, escultura y cerámica del siglo siglo XIX

Museo Cerralbo


Con más de una treintena de enclaves turísticos que visitar en Madrid, su amplia oferta cultural y museística convierte a la capital en uno de los centros culturales más importantes de Europa. Si ya has visitado las joyas artísticas de la ciudad (El Prado, el Centro de Arte Reina Sofía o el Museo Thyssen), te proponemos una visita al Museo Cerralbo, una magnífica casa palacio construida en pleno barrio de Argüelles (calle Ventura Rodriguez, 17) que hará que viajes hasta el Madrid de finales de siglo. En su interior encontrarás una original colección en un palacio que conserva su doble función que tuvo desde su construcción, la de casa-museos, cuyo contenido y decoración decimónonica de antaño parecen surgidos de un cuento. Su objetivo es que la memoria del pasado quede inalterada gracias a la salvaguarda del rico patrimonio de la familia Aguilera.

Aunque este gran palacete cuenta posiblemente con una de las colecciones de artes decorativas más importantes de España realizadas entre finales del siglo XIX y principios del XX, el Museo Cerralbo es, a la vez, un desconocido para los turistas y visitantes locales. Pero una vez dentro la sorpresa te invade al descubrir, de primera mano, los usos y costumbres de una familia amante del arte y el coleccionismo desde que su primer propietario, Don Enrique de Aguilera, marqués de Cerralbo durante el siglo XVII, iniciara una inédita labor coleccionista dentro del estado español.

La muestra, que actualmente se expone como museo monográfico, fue una iniciativa llevada a cabo por el 17º Marqués de Cerralbo, don Enrique de Aguilera y Gamboa (1845-1922), que culminó con la creación de una compilación artística incomparable. Junto a su familia, este aristócrata amante del arte y la arqueología, viajó junto a su familia por toda España y Europa para adquirir la multitud de piezas procedentes de excavaciones arqueológicas, obras de arte, antigüedades y todo tipo de curiosidades que en ella se reúnen a partir de la influencia de los espacios museográficos europeos, de los que la familia se inspiró durante las visitas a las más importantes pinacotecas europeas para conformar esta exclusiva colección. Gracias a que sus herederos continuaran la tradición y el amor por el arte y el coleccionismo, en la actualidad podemos disfrutar de una colección privada sin parangón, donde la recargada decoración no deja lugar al vacío.

¿Cuál es el origen de las colecciones del Museo Cerralbo?

Tras su fallecimiento, el marqués de Cerralbo donó al Estado español su colección. Gran parte de las piezas se trasladaron al Museo Arqueológico Nacional y al Museo de Ciencias Naturales, permaneciendo el resto en el palacio para continuar con la doble función de vivienda–museo que hasta el momento había desarrollado. Inaugurado desde 1944, diez años antes la familia ya había creado la Fundación Cerralbo. En total más de 50.000 obras de arte completan la muestra, que sufrió un largo período de clausura hasta que nuevamente fue intervenido en 2006 para readaptar los espacios museográficos, celebrando finalmente su reapertura en 2010.



Aunque el marqués se decantó por la recopilación de objetos arqueológicos, el Museo Cerralbo cuenta con una considerable cantidad de pinturas de artistas reconocidos, esculturas, cerámicas, estampas, fotografías y otros objetos de uso cotidiano de la familia propietaria realizadas entre los siglo XVI y XIX. Gracias a este legado conoceremos al detalle las modas de la época, el mobiliario, los tapices o relojes que reflejan el gusto del Madrid de la época y las formas de vida de la alta sociedad que inauguraba un nuevo siglo. No sólo destaca su contenido, también la arquitectura del palacio es un claro ejemplo del gusto ecléctico del marqués de Cerralbo, que combinó de forma acertada elementos historicistas con las corrientes “neo” de la época. Al interior, los recargados ornamentos neobarrocos y rococós hacen que el visitante viaje en el tiempo hasta el pasado durante su estancia al recorrer las numerosas y amplias estancias que la construcción alberga.

Actualmente la titularidad del Museo Cerralbo pertenece a la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Con un coste de entrada de 3 € (1´50 € la entrada reducida), el museo permanece abierto en horario de mañana (9:30-15 horas), aunque cuenta con una apertura bajo previa petición la tarde de los jueves (de 17 a 20 horas). Para acceder de forma gratuita, puedes hacerlo los sábados de 14 a 15 horas. ¡No te decepcionará!

Museo Cerralbo descubre la pintura, escultura y cerámica del siglo siglo XIX
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article