Barrios Roma, Pasaporte cultural Roma

Por qué no puedes perderte el Trastevere de noche

Trastevere Roma


De todos los barrios que dan forma al callejero romano, el Trastevere es un barrio con encanto de Roma que tiene algo especial que atrapa a todos sus visitantes desde el primer minuto. ¿Son sus restaurantes tradicionales?, ¿acaso es la presencia de la Basílica de Santa María?, ¿o quizá es la belleza de sus edificios medievales y el empedrado que lo conforman? Como quiera que sea, el Trastevere de noche aparece como uno de esos espectáculos incomparables que merece la pena descubrir. ¿Nos acompañas?

A orillas del Tíber, el barrio Trastevere Roma destaca por su espíritu romántico, casi bohemio, que sólo un puñado de barrios en Europa pueden imitar. Su peculiar denominación significa más allá del Tíber (del latín, ‘Trans Tiberis’), y aunque durante el día no decepcionará a sus visitantes, lo más recomendable es hacerlo en horario nocturno. ¿Por qué? Sus calles está a rebosar de oriundos y turistas de espíritu alegre, que se convierten por una vez en noctámbulos para disfrutar de los restaurantes y bares de este barrio.

Trastevere de noche, espectáculos para la vista y el paladar

Especialmente durante los meses de verano, pasear por Trastevere de noche constituye una experiencia incomparable, gracias a la belleza de su atmósfera, donde la presencia de edificios renacentista, el animado ambiente social y el encanto del alumbrado se conjugan de una forma mágica. Y es que no hay nada como pasear en familia, en pareja o en solitario por sus calles empedradas para redescubrir esa Italia auténtica, única e inimitable, que a tantos viajeros tiene enamorados.

Pero el Trastevere cuenta con otro atractivo oculto. Hablamos de restaurantes tradicionales como la Pizzeria Ivo, Raffaello e La Fonatana, Dar Poeta, el Spirito Divino, Luppolo Station, la Hostaria Glass o Popi Popi. Mención aparte merecería Corsetti, restaurante familiar que abrió sus puertas en 1921 y que goza de una deliciosa carta de sabores: ravioli burro, risotto alla crema di scampi o canelloni ripieni di carne, sin olvidar sus propias creaciones, como el sabroso antipasto di terra Corsetti 1921 o el tiramisù con idéntida denominación.



Basílica de Santa María, gran atracción del Trastevere de noche

En la Piazza di Santa María, principal punto de encuentro para los turistas en Trastevere, se yergue una de las iglesias más antiguas del mundo: la Basílica de Santa María, cuyos orígenes se remontan al siglo III, si bien fue renovada posteriormente. De ahí que combine estilos arquitectónicos propios del Medievo con otros más barrocos, como se hace evidente en su Altar Mayor, así como en otros elementos.

Visitarla en domingo es una gran idea para los más devotos, pues de esta forma tendrán oportunidad de presenciar los rituales religiosos que se celebran durante este día. No en vano, Roma es la sede del Vaticano, de modo que marcharse sin descubrir la faceta católica de la capital italiana sería un ‘crimen’ turístico.

Creada y renovada por los papas Calixto I y Inocencio II respectivamente, esta basílica esconde en su parte izquierda una figura de San Antonio, al que los romanos atribuyen cualidades milagrosos. Los viajeros más curiosos tienen libertad para visitarla y solicitarle algún deseo.

Si quieres acceder al Trastevere de noche, puedes hacerlo en autobús con las líneas 23, 280 y 780 o en tranvía con la línea 8, si bien alquilar una bicicleta podría ser una buena opción. Por otra parte, la visita a este histórico barrio puede ser un buen pretexto para explorar otros lugares de interés ubicados en sus inmediaciones, como la octava colina de Roma, el Gianicolo; el palacete Villa Farnesina; la Galería Spada y sus joyas pictóricas, o el Campo dei Fiori, en cuyo mercado tendrás ocasión que comprar algún souvenir.

Por qué no puedes perderte el Trastevere de noche
4 (80%) 1 vote
Previous ArticleNext Article