Edificios emblemáticos Londres, Pasaporte cultural Londres

Palacio de Buckingham, descubriendo el corazón democrático de Londres

Palacio de Buckingham


En la lista de las visitas imprescindibles en un viaje a Londres, el Palacio de Buckingham figura, o debería figurar, en uno de los primeros lugares. Este magnífico palacio es la máxima expresión del pasado imperial de Gran Bretaña, además de la residencia de la Familia Real británica desde el año 1837. Es decir, esta es, junto al Palacio de Windsor, la “casa” donde actualmente vive la reina Isabel II y donde se alojan los jefes de estado de otros países cuando visitan Londres.

Se encuentra en el centro de la ciudad, a unos 200 metros de la Estación Victoria, aunque rodeado por grandes y verdes jardines: por una parte los que pertenecen al propio palacio y por otra los de Green Park y Saint James Park.

Qué ver en el Palacio de Buckingham

Aunque se trata de una visita muy interesante, sólo se puede acceder al interior del palacio durante unas pocas semanas al año, entre los meses de julio y septiembre, por lo que es imprescindible reservar con bastante antelación.

Dentro del Palacio de Buckingham nos espera la grandiosidad de los Salones de Estado, decorados con el lujo que cabe esperar de la realeza y donde se exhiben destacadas obras de arte. El más grande es el Ballroom o Sala de Baile. Estos amplios y numerosos salones acogen distintas ceremonias, banquetes y fiestas a lo largo del año.

Los jardines del palacio con sus populares pelícanos, la Galería de la Reina (un pequeño museo de arte donde se realizan exhibiciones temporales) y las Caballerizas Reales también están incluidas en la visita, que dura unos 90 minutos.

El cambio de Guardia, todo un espectáculo

Pero sin duda el espectáculo más famoso del Palacio de Buckingham es la ceremonia del Cambio de Guardia en el gran patio frente a la entrada del edificio. Éste tiene lugar a las 11:15 horas de la mañana todos los días, siempre que no llueva, lo cual sucede con bastante frecuencia en la capital británica.



Los guardias del Palacio de Buckingham, con sus casacas rojas y sus gorros altos de pelo negro, impasibles como estatuas, se han convertido ya en un icono más del Londres más turístico y tradicional.

Con rigor marcial, música militar, desfiles y mucha pompa, el cambio de guardia encandila a los espectadores durante los 45 minutos que dura. Ver el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham es una de las mejores cosas que el turista puede hacer gratis en Londres. El mejor lugar para contemplar este espectáculo es junto a la reja de la entrada principal, aunque hay que ir con tiempo para coger un buen sitio.

No te pierdas ninguno de los palacios de Londres, como el Palacio de Westminster.

Palacio de Buckingham, descubriendo el corazón democrático de Londres
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article