Edificios emblemáticos Londres, Pasaporte cultural Londres

¿Qué es el Palacio de Kensington y por qué merece la pena visitarlo?

Palacio de Kensington


El Palacio de Kensington ha sido lugar de la residencia de la monarquía británica desde hace más de 300 años. Situado en los Jardines de Kensington, fue reformado por sir Christopher Wren a finales del siglo XVII. Desde entonces es, sin duda, una de las atracciones más famosas y turísticas de la capital británica. Pero, ¿por qué merece la pena visitarlo?

Aunque muchos conocen el Palacio de Kensington por ser el lugar en el que vivió Diana de Gales durante su matrimonio con el Príncipe Carlos de Inglaterra, lo cierto es que hay una enorme historia detrás de este insigne edificio. Su origen hay que buscarlo en 1689, cuando el monarca Guillermo III traslada hasta aquí su residencia para disfrutar de un hogar con un entorno mucho más apacible.

Sin embargo, fueron precisamente Lady Di y el Príncipe Carlos los que le dieron realce a este palacio, lugar donde nacieron y crecieron los actuales príncipes Guillermo y Enrique. Hoy, precisamente, es la residencia oficial del Príncipe Guillermo y su esposa Catalina de Cambridge, junto al Príncipe Enrique.

Visitar el interior del Palacio de Kensington

El interior del palacio muestra la profusa decoración y el lujo de las estancias reales. Cuenta con numerosas exposiciones de gran interés, en las que pueden verse cartas, joyas, vestidos, tapices y un mobiliario con varios siglos de antigüedad. Asimismo, hay una exposición especial dedicada a la Reina Victoria y otra a la Princesa Diana de Gales.

Este recorrido del interior lo conforman hasta 4 rutas diferentes:



  • Victoria Revealed: recorre las estancias en las que pasó su vida la reina Victoria
  • Ruta de María II: un paseo por las habitaciones más cercanas de quien fue esposa de Guillermo III
  • Ruta de Jorge II: aquí se encuentran las habitaciones más lujosamente decoradas
  • Ruta de la Moda: seis salas en las que pueden verse los vestidos y complementos que usaron la reina Isabel y las princesas desde 1950 hasta la muerte de Diana de Gales

Junto con la visita al interior del palacio, hay que disfrutar sin duda de sus maravillosos jardines. Un clásico paseo en donde hay algunos rincones y monumentos de interés, como el Memorial de la Princesa Diana de Gales, el monumento broncíneo dedicada a Peter Pan, la Orangery o el imponente Albert Memorial.

Tanto por los acontecimientos históricos que se han desarrollado en él como por la belleza de sus estancias y sus jardines, el Palacio de Kensington es uno de los lugares que merece la pena ser conocido y visitado en Londres. Y no te pierdas el resto de palacios de la capital británica, como el de Hampton Court.

¿Qué es el Palacio de Kensington y por qué merece la pena visitarlo?
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article