Pasaporte cultural Australia

Por qué el Parque Nacional Daintree enamora a todos sus visitantes



¿Pensando en visitar el Parque Nacional de Daintree? Australia es el hogar de innumerables parques naturales, algunos tan fascinantes como el de Daintree. En las siguientes líneas profundizaremos en los secretos de este espacio protegido, poseedor de una fauna y flora que nunca deja indiferente a sus visitantes. ¿Te lo vas a perder?

Con más de 400 mil visitas al año, el Parque Nacional de Daintree se está convirtiendo en una de las atracciones naturales más exitosas de Australia. Con largos senderos y recorridos, diversos retiros y numerosas opciones de diversión, la sublime belleza de este parque es un poderoso reclamo turístico

Pero el Parque Nacional de Daintree también posee un gran valor ecológico, siendo la selva tropical más antigua que sobrevive en el mundo. Ubicada en la costa noreste de Queensland, este parque abarca unos 1.200 kilómetros cuadrados y posee el estatus de Patrimonio de la Humanidad por el comité de la Unesco, siendo uno de los pocos lugares del mundo donde existen dos sitios de la Unesco, uno al lado del otro, pues el otro es la Gran Barrera de Coral.

Parque Nacional de Daintree, una de las grandes joyas de la naturaleza australiana

El Parque Nacional de Daintree es tan bello y hechizante que sus antiguos helechos, sus lianas de color verde esmeralda y su frondoso dosel inspiraron la película Avatar de James Cameron, lo que dice mucho de estos paisajes vírgenes.

En este parque puedes caminar a través de la jungla y descubrir plantas y animales que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. De hecho, el parque nacional alberga una gran cantidad de especies de plantas endémicas, incluida la increíblemente rara Idiospermum Austrialense, una antigua planta con flores que surgió cuando los dinosaurios vagaban por la Tierra. También es el hogar de una gran cantidad de aves exóticas (alberga el 40% de las especies de aves de Australia, para ser exactos), la vida silvestre nativa y más de 1.200 tipos de insectos.

Como no podía ser de otra manera, son muchas las oportunidades de diversión en este rincón. Una de las atracciones estrella consiste en navegar a lo largo de los sinuosos canales del río Daintree en busca de cocodrilos de agua salada. Por otra parte, los paseos por la playa, las escaladas de montaña, el lujo de recorrer bosques y playas de un extremo a otro o darse un chapuzón en sus costas prístinas forman parte de la aventura del Parque Nacional de Daintree.

Las playas de Cape Tribulation son perfectas para observar la vida marina, como delfines, tiburones de arrecife y tortugas gigantes con aguas cristalinas y arena blanca en abundancia. Por otra parte, en Dubuji Boardwalk podrás disfrutar de una caminata de una hora y 1.8 kilómetros por el sendero del paseo marítimo a través de manglares y frondosos bosques.



Daintree, un parque con mucha historia

Los orígenes geológicos de este paraje natural son muy antiguos, con más de 125 millones de años. La región de Daintree, que incorpora el famoso bosque de Daintree y el río Daintree, fue originalmente el hogar de los aborígenes de la tribu Kuku Yalanji, quienes vivían en pequeños grupos de 8-12 en los campamentos diseminados a lo largo de las riberas de arroyos y ríos.

El estilo de vida de los Kuku Yalanji era altamente dependiente de la vegetación del bosque lluvioso que, aunque era tóxico, se preparó cuidadosamente para hacerlo seguro para el consumo. Esta cultura única tiene aproximadamente 9 mil años y fue un estilo de vida ininterrumpido hasta 1873, cuando los colonos europeos, atraídos por el descubrimiento de oro, causaron innumerables conflictos violentos con los pueblos indígenas.

El Parque Nacional de Daintree cuenta con un ecosistema extraordinariamente complejo. El río cuyo nombre bautiza el parque fue descubierto por Dalrymple. Daintree Village se estableció como el primer asentamiento, que sirvió como base para los esfuerzos de tala de cedro rojo que comenzaron en el área. El río Daintree jugó un papel importante en el establecimiento del pueblo, pues este era el único punto de acceso hasta 1933, cuando se completó el camino a Mossman. Posteriormente, este lugar se convirtió en parque nacional, siendo incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

En la actualidad, el Parque Nacional de Daintree se nutre de la industria del turismo, con cientos de viajeros nacionales e internacionales que visitan cada año este increíble entorno natural. Esta región australiana, que todavía alberga a descendientes de muchos de los colonos originales, es un reflejo de cómo fue el territorio australiano varios milenios atrás.

En definitiva, si quieres explorar la espectacular selva tropical del Parque Nacional de Daintree, con sus magníficas costas y sus hermosas playas, ya lo sabes. ¡La aventura te espera en este mágico lugar!

Por qué el Parque Nacional Daintree enamora a todos sus visitantes
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article