Edificios emblemáticos Tailandia, Pasaporte cultural Tailandia

Santuario de la Verdad, una parada obligada en Tailandia

Santuario de la Verdad Tailandia


Situado en el Golfo de Tailandia, Pattaya es uno de los mejores destinos de playa del país. Una ciudad costera muy animada, a solo 150 kilómetros al sureste de Bangkok, con playas hermosas y una vibrante vida nocturna. Pero si por algo es conocida también Pattaya es por su deslumbrante Santuario de la Verdad Tailandia, todo un icono de la arquitectura tailandesa. ¿Te gustaría conocer todos y cada uno de sus atractivos?

El Santuario de la Verdad Tailandia es una estructura gigantesca que sorprende e impacta a todos los viajeros que se acercan hasta ella. Y no solo por sus espectaculares dimensiones, sino también por la ubicación en la que se encuentra, su simbolismo y los materiales de fabricación empleados durante su precisa y detallada construcción.

Visitando el exterior del Santuario de la Verdad

Lo primero que hay que señalar es que el Santuario de la Verdad Tailandia de Pattaya se levanta a una altura de más de cien metros del suelo. Lo mires por donde lo mires es de una grandeza espectacular. Un templo como no hay otro en Tailandia y que con estas dimensiones simboliza la visión de la Madre Tierra, el conocimiento antiguo y, por extensión, toda la filosofía oriental.

El edificio comenzó a construirse en 1981 gracias a Khun Lek, un millonario tailandés que quiso demostrarle al mundo la grandeza de su país. Lo más curioso del caso es que el templo no está del todo acabado en su conjunto, ya que cada día siguen allí trabajando artistas y talladores. Se espera que todo el edificio esté listo definitivamente para el año 2025.

El Santuario de la Verdad Tailandia de Pattaya tiene tras de sí un trabajo artesanal muy minucioso. Resulta francamente sorprendente que esté construido en madera de teca tallada. Y todo ello sin emplear ningún clavo, sino pernos y cuñas de madera. Los artistas continúan trabajando en el tallado minucioso de las figuras que decoran los muros. Cabezas de Buda, animales sagrados, motivos geométricos y religiosos… La precisión milimétrica es increíble y muy impactante.

El interior del Santuario de la Verdad

Si el exterior impresiona, una vez que se pasa al interior nos encontramos con un espacio deslumbrante. Todo el conjunto gira a partir de siete espectaculares esculturas talladas que simbolizan el Cielo, la Tierra, el Padre, la Madre, la Luna, el Sol y las Estrellas. Alrededor de ellas surgen otras estatuas más pequeñas en forma de niños, ancianos, etc.

La precisión en el detalle sigue siendo sorprendente. Pilares, techos y paredes están profusamente decorados con imágenes, relieves y motivos de todo tipo. El fabuloso recorrido por el interior tiene como protagonistas a cuatro salas diferentes:



Sala del Origen: situada con vistas al mar, simboliza el Universo y la Tierra y alberga las piezas talladas en madera más sorprendentes

Sala del Sol, la Luna y las Estrellas: los tres grandes elementos que dan la forma de la vida

Sala del Amor Puro de los Padres: simboliza la convivencia amorosa de los padres

Sala del Amor, la Bondad, el Sacrificio y el Compartir

Estas cuatro salas se conectan entre sí en la torre del atrio central. Las enormes figuras talladas que se hallan en el interior y el exterior del Santuario de la Verdad Tailandia forman parte de diferentes religiones y filosofías. Hay esculturas pertenecientes al budismo, el confucionismo, la mitología hindú, la civilización persa, escenas de epopeyas de la India, personajes de cuentos orientales, etc.

Además de toda esta belleza arquitectónica y ornamental, a lo largo del día en la explanada del Santuario de la Verdad Tailandia tienen lugar demostraciones de danza tailandesa y artes marciales. Una vez que concluyes la visita es imposible no caer en la tentación de volver a preguntar si es cierto que el santuario comenzó a construirse hace menos de 40 años. Es tanta la grandeza y la precisa ornamentación de este edificio que sorprende que en menos de cuatro décadas se haya podido construir un templo como este.

Y es que, en realidad, no hay un centímetro en el Santuario de la Verdad Tailandia que esté sin tallar. Hay que abrir bien los ojos para no perderse ni un solo detalle. Adicionalmente señalaremos que la entrada al santuario tiene un precio de 500 baht (14 euros aproximadamente). Es recomendable reservar con antelación las entradas en la web del propio santuario.

Santuario de la Verdad, una parada obligada en Tailandia
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article