Ocio y tiempo libre Paris, Pasaporte cultural Paris, Planes para toda la familia Paris

Sobredosis de diversión y naturaleza en el Parque Monceau de París

Parque Monceau París


El Parque Monceau representa las ruinas del  sueño bucólico de un antiguo duque, donde se dan cita antiguos molinos alemanes, viñedos italianos y, hace algunos años, camellos. Semejante combinación de extrañezas iban a terminar en un diseño ecléctico y atractivo, pero el tiempo se encargó de convertir al Parque Monceau París en una de las atracciones de la capital, que cada año cautiva a miles de visitantes. ¿Te animas a explorar sus maravillas?

El Parque Monceau París fue construido en 1778 por orden del duque de Chartres, Felipe de Orleans, primo del rey Luis XVI. El sueño del duque era crear un parque divertido y sorprendente que dejará boquiabiertos a todos los que pasarán por allí. El resultado final fue un canto a las ridiculeces del reinado de Luis XVI  y sus parientes y amigos, pero también uno de los espacios públicos más bellos y extraños de la París actual.

Una de las características más sobresalientes del diseño del parque es que no respeta, ni un poco, las tradiciones de aquellos países de donde roba elementos inspiradores. Originalmente tenía una pequeña pirámide egipcia, una serie de columnas romanas, una carpa tártara, molinos alemanes y un amplio viñedo italiano, todo junto y decorado además con estatuas antiguas. Un pastiche extraño que sin embargo se ha convertido en símbolo de los delirios de una época oscura para el pueblo francés en su conjunto.

En defensa del Parque Monceau París, fue construido como respuesta a un sueño, una fantasía que no pretendía ser realista ni fiel a los ideales de aquellas culturas de donde se inspiraba. De todas formas hay que decirlo, en su época de mayor esplendor debe haber sido una extraña locura y es muy difícil entender cómo alguien se prestó a diseñar semejante collage de culturas, referencias históricas y arquitectónicas.

Hoy lo que queda es apenas el cascarón de ese ambicioso sueño de Felipe de Orleans, y aún así lo visitan miles de personas. Quizás si el parque se hubiera mantenido en todo su esplendor, hoy sería aún más famoso. Recorrer sus galerías, sus extrañas estatuas, la pagoda china en medio del terreno y otros restos de las construcciones originales da cuenta de un gran empeño para mostrar grandeza. Hoy el espacio es muy utilizado por niños y familias para pasar el día al aire libre, disfrutando de una amplia extensión de terreno que hoy forma parte de los parques públicos más importantes de París.



Tiene más de 300 años y con el paso del tiempo va ganando más reconocimiento por ser una pieza tan extraña. Los jardines fueron diseñados por Carrogis Carmontelle quién utilizó las referencias del estilo inglés, motivo por el cual la disposición de árboles, plantas y arbustos es muy diferente a la de otros jardines a lo largo de la capital.

En 1793 el duque fue asesinado durante la Revolución Francesa y su parque volvió a ser de dominio público. En 1860 fue vendido a la ciudad de París y se construyó una rotonda en el centro, también se contrato al arquitecto Thomas Blaikie para realizar modificaciones al diseño original. Estos cambios también son notables en los trazos que hacen al recorrido.

En 1861 Napoleón III abrió el parque al público y desde entonces el Parque Monceau París se ha convertido en una de las joyas curiosas y atractivas de la capital. Si bien hoy es un parque con muchos más elementos tradicionales, aún quedan vestigios de la época dorada del sueño del duque de Chartres. Un parque diferente, muy popular entre los jóvenes, y que abre sus puertas para que lo recorran y conozcan a fondo viajeros de todas partes del mundo.

Sobredosis de diversión y naturaleza en el Parque Monceau de París
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article