Lugares con encanto Tailandia, Pasaporte cultural Tailandia

¿Un pueblo flotante en Tailandia? Ko Panyi te sorprenderá

Ko Panyi en Tailandia


¿Imaginas todo un pueblo costero suspendido sobre las aguas, como salido de un mundo de fantasía? ¡Despierta, porque no estás soñando! Ko Panyi en Tailandia sorprende cada año a miles de visitantes no por atesorar monumentos y edificios milenarios, sino por unos curiosos cimientos flotantes que lo convierten en una de las mayores rarezas del país asiático. ¿Te animas a descubrir la historia detrás del pueblo flotante de Tailandia? ¡No te decepcionará!

Con a penas 1.6 mil personas, Ko Panyi en Tailandia podría pasar como una localidad costera más, hogar de pescadores y familias de condición humilde. Sin embargo, esta población tiene una particularidad única que la ha lanzado a la fama mundial: todas sus casas se encuentran flotando sobre las aguas, pues el islote en que se ubica es demasiado pronunciado para soportar cualquier tipo de construcción. En consecuencia, todas sus casitas son, en realidad, barcos-casa. Algo así como una versión reducida de las ciudades del film Waterworld protagonizado por Kevin Costner.

Pero ¿cuál es la historia detrás del insólito Ko Panyi en Tailandia? Musulmanes de origen malayo se establecieron en este islote hace más de dos siglos, prosperando gracias a la pesca y convirtiendo este medio de vida en un hogar improvisado, que fue prosperando poco a poco gracias al esfuerzo de sus habitantes, que durante este siglo XXI también han abierto los brazos al turismo

Para visitar este curioso poblado, puedes desplazarte desde Phuket o bien desde las costas de Surakul y solicitar que alguna empresa y guía turístico te ayude a alcanzar Ko Panyi. Por si fuera poco, en sus inmediaciones se encuentra Phang Nga, conocida internacionalmente como la Isla de James Bond, así denominada durante el rodaje de La pistola de oro (1974).

¿Un campo de fútbol flotante?

Por si fuera poco, Ko Panyi se enorgullece de poseer el único campo de fútbol flotante del mundo, cuya construcción supuso un desafío en toda regla para para sus habitantes. El nacimiento del club autóctono Panyee FC (sí, también dispone de un equipo deportivo) está ligado al de esta cancha futbolística, cuya aventura comenzó en 1984. Muchísima madera, caucho y cemento, grandes dosis de paciencia y no menos de espíritu deportivo fueron necesarios para realizar este modesto campo, aunque no tanto si consideramos el entorno en que se ubica.

Así las cosas, merece la pena dejarse conquistar por Ko Panyi en Tailandia, uno de esos países orientales que nunca dejarán de sorprendernos por su diversidad, belleza paisajística y riqueza cultural.



Previous ArticleNext Article