Ocio y tiempo libre Madrid, Shopping Madrid

¿Te gusta el ‘shopping’? 4 consejos para ir de compras al Mercado del Rastro

¿Te gusta el shopping 5 consejos para ir de compras al Mercado del Rastro


No hay una experiencia más castiza y auténtica en la capital de España que visitar el Mercado del Rastro de Madrid, que todos los domingos y festivos llena con su atmósfera la Plaza de Cascorro y la calle Ribera de Curtidores, extendiéndose por las calles de los alrededores. Acoge más de 3.500 puestos de venta, en torno a los cuales se arremolinan turistas y madrileños, todos ellos en busca de alguna que otra ganga o simplemente atraídos por la fama de un mercado callejero con más de tres siglos de historia. Si tú también quieres vivir esta experiencia, los siguientes consejos para ir de compras al Mercado del Rastro no te decepcionarán.

Un encuentro con la tradición

Además del mercado en sí, el Rastro es uno de los lugares más emblemáticos de Madrid, por eso es habitual encontrarse allí con figuras tan castizas y tradicionales como los chulapos madrileños vendiendo barquillos a los visitantes o haciendo sonar las notas de un chotis con el organillo. Estos personajes clásicos forman parte del paisaje del Rastro y hacen las delicias de los turistas, especialmente los extranjeros.

Curiosea y regatea

Sería imposible resumir brevemente todo lo que uno puede encontrar en El Rastro: muebles y objetos de decoración, ropa de segunda mano, libros y discos de vinilo, piezas de colección, componentes electrónicos, cromos y tebeos… No existe, como en otros mercados de otras ciudades, una distribución racional de los puestos de venta, pero es habitual que los que se dedican a vender el mismo tipo de cosas se encuentren agrupados en las mismas calles. Y, aunque no estemos en un zoco, siempre se puede regatear con el vendedor para conseguir un precio mejor. Sin lugar a dudas, uno de los mejores tips para ir de compras al Mercado del Rastro.



La hora del aperitivo

La visita al Rastro de Madrid implica cumplir una serie de rituales como el del aperitivo. ¡Qué le vamos a hacer! Toda la zona está llena de bares y tabernas donde disfrutar de deliciosas tapas y raciones, siempre acompañadas de un chato de vino, una caña de cerveza o un vermú de grifo. La parada gastronómica es tan obligada como reconfortante.

Cuidado con la cartera

Como sucede en todos los lugares de las grandes ciudades donde se producen aglomeraciones de gente y acuden muchos turistas, la presencia de carteristas es por desgracia inevitable. La policía siempre está vigilando para evitar robos, pero aún así conviene extremar la precaución y no perder nunca de vista nuestras pertenencias para no volver de nuestro paseo por el Rastro con un mal sabor de boca. Siempre y cuando tengas este consejo presente, ir de compras al Mercado del Rastro nunca supondrá un peligro para tu billetera.

¿Te gusta el ‘shopping’? 4 consejos para ir de compras al Mercado del Rastro
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article