Pasaporte cultural Berlin

Tour por Berlín, en 5 emocionantes destinos

tour por Berlín


Berlín es la ciudad más visitada de Alemania, al mismo tiempo que su capital. Y no es de extrañar, si tenemos en cuenta la importante carga histórica de dicha ciudad, debido a los acontecimientos que ha vivido y que todos conocemos. Efectivamente, la historia ha dejado en Berlín una profunda huella en forma de legado histórico, un patrimonio que nos debe llevar a recordar y a no olvidar, sencillamente porque algunos acontecimientos no deberían repetirse jamás. Si estás considerando seriamente hacer un tour por Berlín, no dejes de leer, porque las siguientes líneas te sorprenderán.

Berlín es actualmente una atractiva ciudad que mira al futuro, un destino ideal para el viajero que se acerca a ella, para conocer su patrimonio, su importante oferta cultural y su gran abanico de posibilidades en lo tocante a ocio. Una capital que realmente vale la pena conocer, y de la cual señalamos a continuación cinco destinos que no debemos perdernos y que nos van a entusiasmar, incluso alguno de ellos a emocionar.

Una mirada atrás: la Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo se sitúa junto a la berlinesa Pariser Platz, o Plaza de París. Es una bellísima obra de estilo neoclásico, que nos recuerda un poco a algunas de las espectaculares obras de la Antigua Grecia. Inaugurada en el año 1791, al cabo de cuatro años se le añadió la hermosa estatua que se encuentra encima de ella y que representa a la diosa Victoria en una cuadriga tirada por cuatro caballos. La estatua fue destruida durante la II Guerra Mundial, y la que podemos ver actualmente es una copia exacta de la original.

La Puerta de Brandeburgo, cuya altitud es de 26 metros, fue antaño la puerta de entrada a la ciudad, y hoy en día, debido a los importantes y trágicos acontecimientos históricos vividos en el pais durante el pasado siglo, se ha convertido en todo un icono de esta capital, así como un símbolo que representa el triunfo de la paz. De ahí que sea una parada obligada durante nuestro tour por Berlín.

Un paseo por el Berlín de los berlineses: el Barrio Kreuzberg

Este acogedor barrio berlinés fue antaño habitado por un gran número de inmigrantes turcos, lo cual provocó que fuera conocido también con el nombre de “la pequeña Estambul”. Sin embargo, en los últimos años muchas parejas alemanas jóvenes se han ido estableciendo en él, consiguiendo convertirlo en uno de los barrios de moda de la ciudad, con una gran oferta de ocio en cuanto a restaurantes y locales nocturnos se refiere.

Kreuzberg es actualmente un barrio en el que se puede observar, a diferencia de lo que ocurre en otras zonas de Berlín, el verdadero día a día de los berlineses. Un barrio de raíces populares y con carisma, donde encontraremos un sinfín de muros con “graffitis”, o, como se llama actualmente, ejemplos de “street art”.

Un barrio en el que todo parece girar alrededor de “la calle”, y que destaca por su gastronomía, ya que en él podemos encontrar restaurantes especializados en cocina tradicional de todo el mundo.



La cultura alternativa en Berlín: el Dead Chicken Alley

Otro de los puntos de interés que no pueden faltar en nuestro tour por Berlín es Dead Chicken Alley, un callejón al que no deberíamos dejar de acercarnos. Se encuentra en pleno casco histórico del Barrio de Mite, en la calle Rosenthaler Strasse. El callejón es toda una auténtica muestra de la cultura alternativa de Berlín, con sus paredes decoradas con graffitis y donde todo gira en torno al arte callejero y la música electrónica, en un alegre y agradable entorno en el que abundan los talleres, las exposiciones y, por supuesto, también las tascas.

Podemos asegurar que el Dead Chicken Alley no deja indiferente a nadie, y que el contraste de este lugar con la mayoría de rincones berlineses es sorprendente e impactante.

Un espacio para la reflexión: la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

Conocida también con el nombre de “iglesia del recuerdo”, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm se halla en la berlinesa plaza de Breitscheidplatz. Es un interesante y bello edificio, que ha sido declarado Monumento Protegido.

Fue construida a finales del siglo XIX, entre 1891 y 1895, con un atractivo estilo neorrománico. Durante la II Guerra Mundial fue bombardeada, quedando prácticamente en ruinas. La iglesia no fue reparada nunca por los alemanes, y de las cinco grandes torres con las que contaba en su origen, de las cuales la principal alcanzaba los 133 metros, solamente queda una en pie. Junto a la Iglesia se ha construido, sin embargo, un templo moderno completamente vidriado, que tampoco debemos pasar por alto durante nuestro tour por Berlín.

Mirando al futuro: la Potsdamer Platz

Esta plaza se sitúa a 1 kilómetro de la Puerta de Brandeburgo y del Parlamento alemán, y fue muy famosa durante el pasado siglo XX, especialmente en las décadas de los 20 y los 30. Llena de cafés y comercios, saltó a la fama por haberse instalado en ella el primer semáforo de todo el continente europeo. Bombardeada durante la II Guerra Mundial, la plaza sufrió largos años de soledad y abandono.

Actualmente todos sus edificios son de nueva construcción, y es una moderna plaza en la que se ubican las Torres que albergan las oficinas de Sony y de la Debis. La plaza ha alcanzado además una gran fama a nivel mundial, ya que en ella tiene lugar cada año un importante evento cinematográfico, el prestigioso Festival de Cine de Berlín, conocido también con el nombre de la Berlinale.

Tour por Berlín, en 5 emocionantes destinos
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article