Edificios emblemáticos Londres, Pasaporte cultural Londres

Explorando Tower Bridge, uno de los puentes más famosos de Europa

Tower Bridge


La imponente estampa del hermoso Tower Bridge sobre el Támesis es una de las postales más populares de la capital británica, un puente admirado por su belleza y fotografiado a diario por miles de turistas.

Construido en 1894, en el momento de mayor esplendor el Imperio Británico, este puente fue elogiado en su día como una de las grandes obras de ingeniería de su época y convertido casi inmediatamente en uno de los grandes símbolos de la ciudad, junto al Big Ben y la Torre de Londres.

Un hito de la ingeniería moderna

A finales del siglo XIX el crecimiento urbanístico y desarrollo industrial del Este de Londres hacía necesario la construcción de un puente que conectara ambas orillas en este punto pero que al mismo tiempo permitiera el tráfico fluvial.

El proyecto elegido fue el de Horace Jones: un puente basculante de 244 metros de longitud y 7 de anchura, rematado por dos grandes torres de 65 metros de altura. El diseño contemplaba la inclusión de poderosas máquinas de vapor (hoy sustituidas por motores eléctricos) capaces de levantar las levas para interrumpir el tráfico sobre el puente y dejar pasar a los barcos a través de él.

En el interior del Tower Bridge hay una exposición permanente donde se exhibe la maquinaria original que accionaba el sistema de elevación, así como muchas imágenes y documentos que explican la historia el puente. En la pasarela superior se muestran también imágenes de los puentes más famosos del mundo. También allí hay una serie de telescopios para disfrutar de las vistas del río y la ciudad desde una posición elevada.



Curiosidades sobre el Tower Bridge

Las pasarelas superiores del puente, que hoy albergan la exposición antes mencionada, fueron concebidas para que la gente pudiera seguir utilizando el puente cuando la parte inferior se cerraba para dejar pasar a los barcos. Sin embargo, la gente prefería esperar a usar estas pasarelas, frecuentadas solo por ladrones y prostitutas. Fueron finalmente cerradas al público en 1910.

Los vehículos que circulan por el puente no pueden superar una velocidad máxima de 32 km/h ni tener un peso superior a 18 toneladas, a fin de preservar la estabilidad de la estructura. A día de hoy, el tráfico fluvial sigue teniendo preferencia sobre el tráfico rodado.

Mucha gente confunde Tower Bridge con London Bridge. Para no equivocarse, basta con tener en cuenta que este puente recibe su nombre de la cercana London Tower, custodiada por los beefeaters y donde se guardan las Joyas de la Corona.

Explorando Tower Bridge, uno de los puentes más famosos de Europa
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article