Barrios Roma, Pasaporte cultural Roma

Vía del Corso en Roma, ¿por qué es tan popular?

Vía del Corso Roma


Con más de 1,6 kilómetros de largo, la Vía del Corso Roma figura entre las calles más importantes de los barrios con encanto de la capital italiana, sede de palacios, iglesias y pinacotecas imprescindible en cualquier guía turística de Italia. Comprar el último grito en moda, redescubrir el pasado a través del arte renacentista, adentrarse en un palacio de época y simplemente pasear por una calle llena de encanto es posible en la Vía del Corso de Roma, cuyos entresijos estamos a punto de desvelarte.

Indudablemente la del Corso ocupa un lugar privilegiado entre las calles famosas de Roma. Tanto es así que decenas de miles de turistas y oriundos la recorren a diario. Entre la cabeza y la cola de esta histórica calle se ubican las plazas de Santi Apostoli, de Oratorio, de San Silvestro y de San Claudio, así como la Vía di San Marcelo, la Vía di Santa Maria, la Vía Vía del Gambero o Vía Flaminia. Como se hace evidente, esta calle atraviesa el mismo corazón histórico de la Ciudad Eterna.

Breve historia de la Vía del Corso de Roma

El Corso, tal y como la llaman los romanos residentes, discurren de un modo desuniforme, estrechándose y abriéndose a su voluntad y serpenteando entre edificios de gran valor patrimonial. Los orígenes de la Vía del Corso de Roma se enraízan en la decisión del Papa Juan Pablo II de desviar el curso de una antigua carretera con motivo del carnaval que venía celebrándose anualmente. Posteriormente, y a medida que los edificios circundantes y el resto de la Ciudad Eterna tomaban forma, esta calle adoptó su actual fisionomía. Su denominación actual la tomaría tras el asesinato de Humberto I, rey de Italia. Hasta entonces había sido conocida con el nombre de este monarca.

3 cosas que hacer y disfrutar en la Vía del Corso Roma

Pero que su condición de ‘calle’ no te lleve a engaño: la Vía del Corso Roma cuenta con numerosos atractivos turísticos, pudiendo encontrarse museos, pinacotecas y boutiques para todos los gustos. ¿Te animas a descubrirlos?



‘Sobredosis’ de iglesias y palacios

La Vía del Corso Roma no habría alcanzado fama internacional de no ser por las muchas iglesias y palacios entre las que serpentea y que le dan forma e identidad. Un buen ejemplo es el Palazzo Bonaparte, el Palazzo SalVíati y el Palazzo Odescalchi. Por otra parte, los católicos quedarán encantados si visitan la iglesia de San Marcello, poseedora de una belleza arquitectónica y escultural capaz de cortar el aliento. Otros palazzos que merece la pena descubrir a lo largo de El Corso son los de Sciarra Colonna, Chigi, el Ferraioli y Wedekind. En el tramo final de la vía se ubican las iglesias de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto, ambas de obligada visita.

Múltiples galerías y pinacotecas

Ni qué decir tiene que donde abundan palacios renacentistas, nunca faltan obras artística de gran valor. Sólo en la Galería Doria Pamphili, en el Palazzo Doria, descansan algunas de las obras maestras de Rafael, Brueghel el Viejo, Memling, Bernini, Tiziano o Caravaggio.

Tiendas y boutiques de diversas marcas

Pero en la Vía del Corso tiendas hay para todos los gustos. Tanto es así que destacan las de The Disney Store, Gap, Nike Store, Foot Locker, Lush o Mango. Si acudimos a centros comerciales como los de la Galería Alberto Sordi, en la misma Piazza Colonna, no nos faltarán las prendas de Zara, Boggi Milano, Massimo Dutti y otras firmas célebres.

De forma adicional, merece la pena señalar que son muchas las atracciones que pueden encontrarse cerca de la Vía del Corso Roma: Piazza di Spagna, Foro Trajano, los jardines de la Villa Borghese o los Museos Capitolinos, etc., cualquiera de las cuales complementará a la perfección una escapada turística.

Tras descubrir las maravillas que ofrece esta histórica calle romana, podemos entender la célebre cita de Hans Christian Andersen: «Roma es como un libro de fábulas, en cada página te encuentras con un prodigio». Y sin duda la Vía del Corso Roma lo es.

Vía del Corso en Roma, ¿por qué es tan popular?
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article