Ocio y tiempo libre Roma, Planes para toda la familia Roma

¿Viajar a Roma con niños? 5 tips que no te decepcionarán

Viajar a Roma con niños


Viajar a Roma con niños puede ser una aventura inolvidable, aunque también es cierto que estos acompañantes, revoltosos y caprichosos a partes iguales, llegan a convertirse en una pesadilla para quienes subestiman la importancia de la planificación, la elección de los destinos a visitar o los enseres y productos que los pequeños puedan necesitar. Si quieres evitar este triste panorama, los siguientes consejos te serán de una enorme utilidad. ¿Te los vas a perder?

Cuando de viajar a Roma en familia, confeccionar un itinerario turístico a gusto de todos no es suficiente para garantizar unas vacaciones idílicas, esto es, sin pataletas, problemas de última hora y otras complicaciones. A través de las siguientes recomendaciones, entenderás que viajar a Roma con niños puede ser una experiencia muy llevadera y satisfactoria:

Reserva hotel con antelación

Una de las claves no sólo para viajar a Roma con niños sino también con otros adultos o en solitario es reservar hotel, y hacerlo con la mayor antelación posible, para así acceder a suculentas rebajas. Por surrealista que pueda parecer, determinados alojamientos no permiten la entrada a niños menores de 5 años, por ejemplificar con una edad determinada. Otra razón de peso para dejar bien atado este cabo y prevenir males mayores.

No olvides tu ‘arsenal’ en casa

Aunque Roma no es Bagdad, puede convertirse fácilmente en una ‘zona conflictiva’ si olvidas aquellos enseres que te hacen la vida más fácil. Hablamos de coche de paseo, mochila portabebés, determinados fármacos, pequeños juguetes o electrodomésticos (intercomunicadores o extractores de leche, por ejemplo, si viajamos con prenatales), entre otros. Como es natural, todo aquello que tus hijos/as necesiten en su día a día no puede faltar durante nuestra escapada italiana.

Aprender divirtiéndose en el Bioparco

Una de las actividades Roma para niños que no debemos pasar por alto es la visita al Bioparco. Situado en el interior de Villa Borguese, uno de los espacios verdes más bellos de la Ciudad Eterna, este zoológico es una invitación sincera a disfrutar de la fauna y flora de una forma muy especial, con cientos de especies exóticas procedentes de todo el mundo. Además, cuenta con establecimientos hosteleros y zonas de descanso, ideales para relajarse antes de proseguir con nuestro tour.



Enséñales a ‘saborear’ el arte

Roma es una de las grandes cunas del arte europeo, y si bien resulta difícil inculcar el gusto por Miguel Ángel o Da Vinci al público infantil, debemos hacer un esfuerzo y aprovechar este viaje turístico para llevarles a los Museos Vaticanos. Se componen del Palazzo dei Conservatori y el Palazzo Nuovo, así como la Galleria Lapidaria, donde descansan sobras tan reconocibles como el Discóbolo, una estatua a caballo de Marco Aurelio o el lienzo de Gálata moribundo, entre otras maravillas.

No olvides los famosos gelatos

Ni qué decir tiene que los famosos helados italianos, conocidos como gelatos, pondrán una sonrisa en el estómago de los más pequeños. Y es que el helado más artesanal sólo puede disfrutarse en el corazón de Italia, y por ello hacer un tour por Roma es una de las mejores excusas para degustar este manjar en la heladería Quinto, en la Via di Tor Millina; Giolitti, en la Via degli Uffici del Vicario; San Crispino, en la Via della Panetteria, o Antica Gelateria Trevi, en la Via delle Lavatore. Sólo en la Gelateria della Palma, de la Via della Maddalena, pueden encontrarse más de 150 sabores diferentes. Genial, ¿verdad?

… ni los parques de atracciones

Como broche de oro a la experiencia de viajar a Roma con niños, no puede faltar en nuestro itinerario la visita al Parco Acquatico Hydromania, uno de los mayores parques acuáticos del territorio italiano, donde los toboganes, las piscinas y otras muchas atracciones acuáticas son una apuesta segura de diversión. Por su parte, Rainbow Magicland cuenta con 600 mil metros cuadrados de entretenimiento, con diferentes áreas temáticas llenas de color y magia, donde los ‘peques’ presenciarán espectáculos diversos. Otros recintos similares que merece la pena descubrir son el Planetario, el Museo Astronómico, Technotown, Zoomarine o el Museo de Zoología.

¿Viajar a Roma con niños? 5 tips que no te decepcionarán
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article