¿Por dónde salir? Roma, Ocio y tiempo libre Roma, Planes para toda la familia Roma

Villa Borghese y otros jardines y parques de Roma

parques de Roma


Más allá de su inagotable patrimonio cultural, la capital italiana también destaca por sus espacios verdes. Rincones como la Villa Borghese, los parques de las Tumbas de Vía Latin y de los Acueductos o la Villa Ada figuran entre los parques de Roma más visitados entre oriundos y turistas. Si quieres conocerlos en profundidad antes de hacer una escapada al país con forma de bota, las siguientes líneas te serán de gran utilidad.

Parque de los Acueductos

Uno de los primeros jardines que debemos visitar encuentra su sitio dentro del Parque Regional Suburbano del Appia Antica. Mientras otros parques europeos se jactan de sus instalaciones lúdicas y áreas de fitness, el Parque de los Acueductos ostenta siete de estas estructuras pertenecientes al Imperio Romano, al Renacimiento y otros periodos, recibiendo el nombre de Anio Vetus, Anio Novus, Aqua Marcia, Iulia, Aqua Claudia, Tepula y Felice.

Villa Ada

Otro de los jardines de Roma que merece la pena visitar es la Villa Ada, antigua propiedad de los Condes Telfner, responsables de su actual denominación. Con más de dos kilómetros cuadrados, este recinto sorprende especialmente por la variedad de masa arbórea: palmeras enanas, pinares, robledales, castaños y un larguísimo etcétera, que además de sombra nos congratularán con paisajes de postal.

El Parque de las Tumbas de Vía Latina

Hablamos de una espectacular calzada romana ubicado entre la Vía dell’Arco di Travertino y la histórica Vía Appia Nuova, que atesora una importante población de pinares, numerosos monumentos y templos funerarios y unas vistas impresionantes de la Ciudad Eterna.

Villa Borghese

Por último y no menos importante, la Villa Borghese se enorgullece de ser uno de los parques de Roma más cautivadores y grandes no sólo de Italia sino del continente europeo. A diferencia de otros jardines, dispone del lago Esculapio, perfecto para navegar por sus aguas o disfrutar de una tarde de pícnic en sus orillas. Desde su apertura al público en 1903, la Villa Borghese no se ha limitado a ser un espacio donde admirar la naturaleza. También el ocio y la cultura son los pilares de su éxito, como bien demuestra la presencia en sus jardines del Bioparco, el Reloj de Agua de Pincio o el teatro Silvano Toti Globe, sin mencionar la Galería Borghese.



De forma adicional, te recomendamos hacer una visita a la Villa d’Este, el Jardín Botánico, la Villa Pamphili, el Jardín de los Naranjos o el Rosal Municipal. Y es que los parques de Roma no pueden faltar en nuestras vacaciones italianas.

Previous ArticleNext Article