Edificios emblemáticos Roma, Pasaporte cultural Roma

Visita al Palazzo Cipolla, uno de los símbolos de la Ciudad Eterna

Palazzo Cipolla


El Coliseo, Fontana di Trevi o el Foro Romano son algunos de los símbolos más reconocibles de la Ciudad Eterna. Sin embargo, existen un sinnúmero pequeños monumentos y edificios que, a modo de microsímbolos, dan forma a la fisionomía de Roma. Este es el caso del Palazzo Cipolla, una parada obligada para los amantes del arte, pues en su interior se desarrollan exposiciones periódicas de los grandes genios del arte universal de todos los tiempos. Si quieres descubrir los entresijos de este hermoso palacio, tienes una cita obligada con las siguientes líneas.

Qué la belleza de su profunda arquitectura no te lleve a engaño: los principales atractivos del Palazzo Cipolla se ubican en su interior, en las diferentes salas que acogen las exposiciones del Fondazione Roma Arte-Musei. Gracias a las iniciativas artísticas y sin ánimo de lucro de esta institución, este palacio tiene el honor de ser la sede habitual de las exposiciones más diversas (pintura, escultura, poesía, etc.).

Si bien es cierto que la Fondazione Roma Arte-Musei también organiza muestras en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Museo del Louvre en París, la Gemäldegalerie en Berlín y otros espacios expositivos de prestigio, el Palazzo Cipolla se enorgullece de ser el principal escenario de sus iniciativas.

Anteriormente había ocupado un lugar destacado en la vida artística de la Ciudad Eterna, aunque su mayor actividad comenzó con la creación de la citada fundación en 1999. Con todo, la popularidad del Palazzo Cipolla nunca ha podido eclipsar a las de la Galeria Borghese, los Museos Capitolinos o el Museo Etrusco. No obstante, el pasado año llegó a tutearles durante el mes de septiembre gracias a la presencia de un invitado muy especial: Bansky.

Cuando Bansky entró por la puerta grande del Palazzo Cipolla

¿El grafitero más famoso del mundo en un museo? Lo que para muchos era una locura se hizo realidad a finales del 2016, cuando el Palazzo Cipolla se convirtió en el primer recinto museístico en acoger una colección dedicada a la figura de Bansky, el controvertido artista urbano nacido en Brisol, Gran Bretaña. A pesar de lo arriesgado de la propuesta, esta muestra logró alcanzar los 30 mil visitantes, una cifra muy respetable considerando que no se centraba en Miguel Ángel, Caravaggio, Da Vinci o otros maestros universales.



Con un centenar de obras de Bansky, la exposición Guerra, Capitalismo y Libertad se nutrió de piezas procedentes de galerías privadas, y sus organizadores pusieron el acento en la interpretación y significados de las mismas. No en vano, este gran exponente del street art siempre se ha caracterizado por las dobles interpretaciones de sus obras.

En palabras de Acoris Andipa, director de la Galería Andipa, los temas a tratar fueron «guerra, capitalismo y libertad. Decidimos explorar estos temas a través de la obra de Bansky. Desafortunadamente, Bansky se ha convertido en un fenómeno de tal nivel, que la gente sólo quiere ver su obra, a la gente no le interesa su oposición a la guerra o al capitalismo. Tal y como hemos dicho, esto es lo que queríamos abordar en esta exposición».

Como se hace evidente, el Palazzo Cipolla debe ocupar un lugar destacado en el itinerario de los amantes del arte. Por otra parte, existen otros espacios interesantes que despertarán la atención del público visitante, como el Palazzo Massimo en Largo di Villa Peretti, el Palacio Altemps en la Piazza di Sant’Apollinare, el Palacio Barberini en la Via delle Quattro Fontane, el Palacio Doria Pamphilj en Via del Corso o el Palacio Venecia en la plaza de nombre homónimo. Y es que Roma es tierra de museos, disponiendo más de 150 de estos espacios donde el arte se convierte en protagonista indiscutible.

Visita al Palazzo Cipolla, uno de los símbolos de la Ciudad Eterna
¿Que te ha parecido este pos?
Previous ArticleNext Article